El BOE publicó ayer estas plazas

El Gobierno convoca más de un centenar de cargos de libre designación

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer la convocatoria de más de un centenar de puestos de libre designación para funcionarios de casi todos los Ministerios, cuya elección no requerirá de un proceso de selección. La mayoría de estas plazas pertenecen a los niveles más altos de la Administración.

El Gobierno aprovechó el día de ayer, festivo en toda España, para publicar en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la convocatoria para la provisión, por la vía de la libre designación, de más de un centenar de puestos repartidos por casi todos los Ministerios y por todas las comunidades autónomas.

En concreto, el BOE provisiona y convoca 129 puestos, la mayoría de ellos correspondientes a los estratos más altos de la Administración, entre los niveles 28 y 30 del grupo A (entre 40.000 y 60.000 euros anuales aproximadamente, según distintas fuentes consultadas).

El sistema de libre designación -lo que en el sector se conoce comúnmente como "a dedo"- está pensado para nombrar los puestos de subdirector general, delegados y directores territoriales, provinciales, servicios comunes de la Seguridad Social, secretarías de altos cargos de la Administración y aquellos otros de carácter directivo o de especial responsabilidad para los que así se determine en las relaciones de puestos de trabajo. Por lo general, este último caso es el cajón de sastre que más discrecionalidad admite.

El BOE especifica que a todos y cada uno de estos puestos podrán ser solicitados por los funcionarios que reúnan los requisitos establecidos para cada puesto; y adjunta el formulario de solicitud y a la persona o departamento que estos empleados públicos deberán dirigir su petición, así como la documentación exigida. Además, hay algunos casos en los que el puesto exige formar parte de algún cuerpo de la Administración, como por ejemplo del de Inspectores de Hacienda.

De esta forma, esta convocatoria puede interpretarse como una especie de promoción interna que podría beneficiar a empleados públicos afines al PP ya que no mediará para su elección ningún proceso de concurso bajo los principios de igualdad, méritos y capacidad.

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas fue el departamento gubernamental que más empleos convocó en el BOE de ayer (35 puestos); seguidamente se situó el de Empleo (29 puestos), la mayoría para cubrir plazas de los máximos niveles en las Direcciones provinciales del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y la Tesorería General (TGSS) de una veintena de provincias.

Los siguientes puestos los ocuparon los ministerios de Asuntos Exteriores y Cooperación (con 20 puestos, la mayoría de niveles medios altos para embajadas en el extranjero); Fomento (12 cargos) y Economía y Competitividad (9).

La nueva oferta congelada

Este sistema de promoción interna se produce en medio de la congelación de la oferta de empleo público decretada por el Gobierno hasta 2014, con la que pretenden ahorrarse más de 5.000 millones de euros en los próximos dos años, según los cálculos del Ministerio de Hacienda.

Esto quiere decir que no se repondrán ninguna de las jubilaciones que se produzcan en el sector público en 2013 y 2014. Si bien el Gobierno mantiene una tasa de reposición de hasta el 10% de estas bajas para los puestos de servicios públicos esenciales en los sectores de educación, sanidad, fuerzas de seguridad del Estado, lucha contra incendios y contra el fraude fiscal.

El comlpejo sistema de retribuciones públicas

Todas plazas convocadas ayer en el BOE precisaban el grupo y nivel al que quedarían adscritos los funcionarios a los que se les otorgue el puesto y, además, especificaban su "complemento específico". Esta parte del sueldo de los funcionarios es la que prima las particulares condiciones de cada puesto, como su dificultad técnica, peligroso, dedicación etc. En los puestos ayer oscilaba entre los 10.000 y los 41.000 euros anuales.

Es una parte importante del salario de los funcionarios que se compone además por el sueldo base, que depende del grupo al que se pertenezca en función de la titulación; el complemento de destino que establece 30 niveles; la antigüedad y para algunos cargos, el complemento de productividad que suele ser discreccional.