Reino Unido supera a España en Servicios

Ferrovial degrada su área de construcción local ante la caída de actividad

Toda la actividad de Ferrovial en España presenta una evolución negativa: las autopistas, los servicios y, especialmente, la construcción. El grupo ha dejado de contabilizar este trimestre su negocio de obra pública local independientemente del resto de países. Polonia y EE UU son ahora sus referentes en construcción.

Ferrovial se debe más que nunca a sus negocios internacionales. La crisis económica está pasando factura en el mercado local y prueba evidente de ello es que la empresa que preside Rafael del Pino ha realizado una modificación en la estructura de gestión de su área de construcción "con el objetivo de adaptarse a la nueva realidad del mercado", decía ayer en el interlineado del informe de las cuentas trimestrales presentadas a la CNMV.

Ahora son la polaca Budimex y la estadounidense Webber, con crecimientos en ventas del 17% y del 38% respectivamente, las que reportan directamente, mientras la división de construcción en España se considera una área de actividad no aislada de otros mercados. Y es que las ventas por obras en este país se desploman un 29% respecto a septiembre de 2011 en un deterioro que no tiene freno. El retroceso era del 24% en el primer trimestre y del 28% en el mes de junio.

El hecho es que las autopistas españolas de Ferrovial también pinchan, con disminuciones de tráfico del 21% en Autema o del 17% en la radial 4. Y los servicios generan un 5% menos en ventas en España respecto a un año atrás (1.086 millones frente a 1.144 millones).

Es este último apartado, el de Servicios, imagen de la crisis con la merma del 15% en el número de toneladas de residuos industriales procesados o la decisión de la compañía de no renovar o incluso cancelar contratos municipales de dudoso cobro. En contraste y haciendo valer su posición internacional, la filial británica Amey dispara sus ingresos un 21%, hasta 1.117 millones y este año supone por primera vez para Ferrovial mayores ventas que las registradas por Servicios en España.

Mejores magnitudes

Es precisamente el tirón exterior el que impulsa la mejora en los resultados al cierre del tercer trimestre. Ferrovial declara una facturación de 5.652 millones, un 2,5% superior a la de hace un año. El Ebitda avanza un 10%, hasta 659 millones gracias al recorte de costes y al mayor tráfico en activos estrella como el aeropuerto londinense de Heathrow y la autopista canadiense 407 ETR. Y el beneficio neto concluye el periodo en 488 millones, lo que implica un alza del 1,4%.

Salvo en Autopistas, donde la facturación es un 2,3% menor que hace un año, la actividad internacional es capaz de solventar el derrumbe en España. La cifra de negocios de Servicios (2.204 millones) avanza un 6%; Construcción (3.168 millones) mejora el 0,8%, y en Aeropuertos, BAA factura un 5,4% más.

Sin deuda, excluidos los proyectos de infraestructuras

- La deuda neta de Ferrovial engorda hasta los 5.609 millones, 440 millones más que en enero. Excluidos los proyectos de infraestructuras, que respaldan sus créditos, Ferrovial tiene una posición neta de tesorería de 900 millones.

- Las autoridades de Competencia aún deben pronunciarse sobre la venta del 10,6% de Heathrow Holdings (antes BAA) a Qatar Holding, operación cerrada el 17 de agosto.

- El resultado bruto de explotación del área de Construcción (240 millones) sube un 40% respecto a septiembre de 2011. Ferrovial explicó ayer que la mejora se debe a la regularización de provisiones de obras ya finalizadas.

- La cartera de obra pierde casi 1.000 millones, hasta quedar en 9.062 millones. Sólo 2.800 millones son cartera doméstica debido a la caída del 45% en la licitación pública hasta agosto, según contabiliza la empresa.

- En servicios, los contratos por ejecutar suponen 13.397 millones, un 8% más que en el arranque del año. Más de la mitad de esa cartera la acumula la filial británica Amey.