Varios ministros aseguran que las reformas emprendidas "empiezan a tener efecto"

Discursos optimistas basados en "sensaciones"

Después del revuelo que causaron el lunes las palabras de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, afirmando que España estaba saliendo de la crisis, ayer era la pregunta del millón a todo ministro que se prestó a contestar: ¿Comparte usted la visión de su compañera de Consejo de Ministros?

Desde el epicentro de la polémica, osea desde el Ministerio de Empleo, ayer volvieron a negar la mayor: "la frase está sacada de contexto, si se relee su discurso íntegramente, podrá advertirse que no lo quiso decir con esa rotundidad con la que la han querido mostrar algunos medios", aseguraron fuentes oficiales.

Las mismas fuentes explicaron que la ministra no contaba el lunes con ningún indicador macroeconómico que le hiciera pensar que, efectivamente, los datos apuntan a una cierta mejora en la coyuntura. "Y ni muchos menos conocía qué dato iba a publicar el INE sobre el PIB. Su comentario estaba basado en sensaciones, en un cambio de actitud y de tendencia de las empresas que se está detectando a través de datos como los de la estadística de los ERE", añaden en Empleo.

Y es que desde este ministerio sostienen que solo el hecho de que la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre del año haya reflejado una menor destrucción de empleo que en trimestres anteriores podría apuntar que "las reformas emprendidas están empezando a dar los primeros resultados" Fuentes del Ejecutivo insisten: "como por primera vez desde el estallido de la crisis se está haciendo lo que se debe, estamos convencidos de que vamos a salir", explican.

Feijóo, más realista

En los distintos departamentos ministeriales niegan que todo parta de una consigna cocinada en Moncloa, pero lo cierto es que la retahíla de declaraciones públicas desmintió ayer esa negativa. El lunes había sido Fátima Báñez y ayer dos titulares de carteras de reconocido peso, como son Fomento e Industria, continuaron en la misma tónica. La ministra Ana Pastor enumeró ante más de 150 empresarios en el Hotel Palace todas las reformas emprendidas por el Ejecutivo y aunque algunas medidas reconoció que habían sido difíciles de adoptar, "están empezando a dar sus frutos".

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, matizó que los indicadores económicos "siguen siendo negativos", pero subrayó que su tendencia "va dando señales" de que el conjunto de las reformas acometidas por el Gobierno "apuntan en la buena dirección".

"Estamos sentando las bases para salir de la crisis. Cuando uno observa los indicadores, éstos siguen siendo indicadores negativos, pero son indicadores cuya tendencia va dando señales respecto a que el conjunto de reformas que se está acometiendo apuntan en la buena dirección", señaló Soria tras firmar un protocolo de colaboración en el Ministerio de Defensa. ¿Coincidencia o guión aprendido el de estos dos ministros? Todo apunta más a la segunda opción.

Y dentro de este optimismo generalizado basado meramente en "sensaciones", llegó el jarro de agua fría en forma de declaración de alguien que no comparte las reuniones de los viernes del Consejo de Ministros: el presidente gallego Alberto Núñez Feijóo.

El presidente en funciones de la Xunta de Galicia no considera que España esté saliendo de la crisis, sino "tocando fondo", en contra de lo anunciado por la ministra Fátima Báñez. "Esperemos que en el año 2013 las cosas no es que vayan bien, que vayan menos mal". "Hay indicadores económicos mejores y peores, pero un país con un 25% de paro tiene una profunda crisis. Mientras eso no levante no podremos decir cosas que nos gustarían decir a todos", aseguró en la Cadena Ser.