Fomento garantiza que las reformas emprendidas harán al operador "rentable"

Pastor privatizará en 2013 la red de AENA y descarta trocear la empresa

El Ministerio de Fomento acelera los trabajos para tener listo el próximo año el modelo por el cual dará entrada al capital privado en la red de aeropuertos que gestiona AENA. De este modo, el Gobierno descarta trocear la compañía y ofrecer a los inversores participar solo en la gestión de los grandes aeropuertos. "La red es la que tiene valor en sí misma", argumentó la ministra Ana Pastor.

Ana Pastor, ministra de Fomento, durante su intervención
Ana Pastor, ministra de Fomento, durante su intervención

La ministra de Fomento, Ana Pastor, adelantó ayer ante más de 150 destacados empresarios españoles y estadounidenses relacionados con el sector de las infraestructuras que el capital privado entrará directamente en AENA, como operador global y no a través de concesiones en la gestión de los principales aeropuertos (en especial las dos joyas de la Corona que son Barajas y El Prat), al considerar que la red que gestiona esta empresa pública es la que "presenta valor en sí misma".

Durante su intervención en un foro de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España, Pastor confirmó que su departamento trabaja intensamente en el diseño del modelo por el que se articulará esa participación del capital privado en AENA. Con estas pistas, la ministra parece que quiso dar por zanjada la fórmula barajada con anterioridad.

Según los primeros borradores, el Ejecutivo llegó a plantear un sistema por el que AENA sacaría a concesión la gestión y explotación de los principales aeropuertos nacionales y al mismo tiempo vendería en Bolsa una participación significativa del holding, sin perder por ello el control sobre la compañía.

La mala coyuntura económica y la desfavorable situación en los mercados hicieron desistir de la privatización primero al anterior Gobierno socialista y después al Gabinete de Mariano Rajoy. Ahora, Pastor defendió que existen mejores perspectivas porque desde Fomento se ha dado un "giro" a la gestión de AENA con el fin de que a medio plazo se convierta en un operador plenamente "rentable".

Ahorro de costes

En este sentido, la titular del principal departamento inversor del Ejecutivo se refirió a los planes de racionalización del gasto puestos en marcha este año y que han supuesto, entre otras medidas, el cierre durante algunas horas de los aeropuertos con menos tráfico. Solo esas iniciativas, explicó, que supondrán un ahorro de 100 millones de euros este año.

Además de las medidas encaminadas a optimizar "cada euro que se gasta", Pastor recordó que se está actuando sobre la capacidad de generar nuevos ingresos que tiene AENA.

En este sentido, recordó el plan para obtener un mayor aprovechamiento de los espacios comerciales de los aeródromos o la concesión a empresas privadas de la gestión de todos los soportes publicitarios con que cuentan los aeropuertos. Estas dos actuaciones son ejemplo de las reformas que se están poniendo en marcha para revertir la delicada situación financiera de la compañía, cuya deuda recordó que asciende a más de 14.000 millones de euros.

Por todo ello, la titular de Fomento hizo un llamamiento a las empresas extranjeras para que "confíen" y "apuesten" por España "porque somos pioneros en el sector de las infraestructuras y además el Gobierno está poniendo sobre la mesa proyectos que tengan interés empresarial". El presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España, Jaime Malet, confirmó que "muchos fondos estadounidenses estarían interesados en los procesos de privatización de infraestructuras", siempre que "la oferta sea competitiva".

Hacia una sustancial rebaja de precios en el AVE

Durante su participación en el Foro organizado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Madrid, la ministra de Fomento se refirió a todos los modos de transporte.

Sobre la próxima liberalización del transporte nacional de viajeros por ferrocarril, Ana Pastor vaticinó que se producirá una "sustancial rebaja de precios" en los billetes de AVE, como consecuencia de esa apertura del sector a la competencia, prevista a partir del 31 de julio de 2013.

La ministra defendió que con ello no solo se facilitará el acceso a la alta velocidad ferroviaria a más ciudadanos, sino que además se garantizará la viabilidad futura de este modo de transporte. "El actual sistema ferroviario es insostenible", ya que, según recordó, soporta una deuda de 20.000 millones de euros, que es la suma del pasivo que acumulan los tres principales operadores públicos.

De hecho, y con el objetivo de ser aún más gráfica, la titular de Fomento aseguró que el sistema ferroviario le cuesta a los contribuyentes cada año 2.500 millones de sus impuestos. "No entiendo por qué cada vez que un ciudadano viaja en tren de Madrid a París, él debe pagar 120 euros de su bolsillo y el resto de contribuyentes otros 120 euros de sus impuestos", aseguró.

Por todo

, auguró que cuando culmine la reforma ahora emprendida "los españoles no tendrán que costear un transporte como el de mercancías por ferrocarril, que con una cuota de mercado de solo el 4%, arroja un déficit de 90 millones".

Para encarar esa apertura a la competencia, Renfe se segregará en cuatro sociedades, una por cada división de negocio (mercancías, viajeros, talleres y alquiler de trenes a otras compañías). "Es la única forma de garantizar el empleo en el sector", sentenció.

El Corredor Mediterráneo de mercancías dará beneficios a los inversores

La ministra de Fomento, Ana Pastor, acudió ayer al madrileño Hotel Palace con un mensaje claro: "la economía española tiene muchas fortalezas que hay que volver a apuntalar".

El marco era el apropiado: más de 150 empresarios españoles y estadounidenses pertenecientes a compañías punteras en el sector de infraestructuras. La ministra hizo un repaso de todas las reformas puestas en marcha hasta el momento cuyo fin último es "volver a crecer y crear empleo".

Según admitió, aunque algunas de las medidas han sido duras y difíciles, no especificó cuáles, algunas "están empezando a dar sus frutos". Volvió a poner en valor el liderazgo de las empresas españolas en infraestructuras y reiteró que el compromiso de su departamento es priorizar las inversiones que más rentabilidad económica y social generen, además de "pagar lo que se debe y no gastar lo que no se tiene".

Aunque no concretó cómo hará el Ministerio para atraer la inversión privada, sí enfatizó que se están estudiando uno a uno todos los proyectos que pueden llevarse a cabo y solo se ofrecerá al sector privados aquellos que tengan retornos.

En este sentido, puso como ejemplo el Corredor ferroviario del Mediterráneo para el transporte de mercancías, donde se mostró convencida de que participarán numerosos inversores porque dará beneficios.