Se verán afectadas rutas de Madrid a Berlín, Ámsterdam, Málaga, Sevilla y Mallorca, entre otras

Iberia anuncia a las agencias recortes y suspensiones de vuelos para invierno

El ajuste de Iberia en su programación de vuelos para este próximo invierno tiene ya rutas definidas. La aerolínea ha comunicado a las agencias de viajes la suspensión del servicio entre Madrid y las ciudades europeas de Ámsterdam, Estocolmo y Berlín, en lo que toca a Europa. En vuelos nacionales se reducirán las frecuencias a Málaga, Sevilla, Fuerteventura, Lanzarote, Mallorca y Alicante.

El próximo 13 de noviembre comienza a ejecutarse un tijeretazo en el programa de invierno de Iberia, que cubre el periodo de octubre a marzo. En la antesala de la Navidad, y ante la proximidad de un expediente de regulación de empleo, la aerolínea comunicó la semana pasada a las agencias de viajes que baja el pistón en su oferta. En una carta a la que ha tenido acceso Cinco Días señala que, "debido a cambios enel programa de vuelos de la temporada de invierno", varias rutas se van a ver afectadas por "reducciones de oferta o suspensión de vuelos".

En la misiva no se dan mayores explicaciones sobre los motivos, aunque sí se ofrecen instrucciones para atender a los pasajeros que puedan verse perjudicados. Los vuelos que van a ser suspendidos parten de Madrid y van hasta las ciudades europeas de Berlín (Alemania), Ámsterdam (Holanda) y Estocolmo (Suecia). En los tres casos las frecuencias empiezan a disminuirse a partir del 30 de noviembre y el servicio se cancela sine díe el 10 de enero.

Pero antes de esas fechas, Iberia ha decidido realizar menos vuelos a Alicante, Málaga, Sevilla y Palma de Mallorca. Las cuatro capitales de provincia verán disminuidas sus comunicaciones aéreas con Madrid a través de Iberia entre el 13 de noviembre y el 9 de enero. Las decisiones comerciales de la aerolínea más allá de ese día dependerán, a buen seguro, del plan de reestructuración anunciado y del resultado del pulso que Iberia mantiene con sus pilotos en la Audiencia Nacional. Las dos últimas rutas tocadas, entre el 21 de noviembre y el 9 de enero, son Madrid-Fuerteventura y Madrid-Lanzarote.

Fuentes de Iberia aseguran que no se dejará sin servicio a las citadas ciudades españolas, sino que se suspende alguna de las frecuencias. La decisión de Iberia de levantar el pie en las citadas rutas llega cuando está siendo acusada por sus pilotos de abandonar rutas en beneficio de British Airways, con la que forma el holding IAG. En los citados juicios que están teniendo lugar ante la Audiencia Nacional, motivados por el paso de Iberia de impugnar el laudo que acabó con las huelgas de principios de año, el personal de Iberia viene argumentando que IAG intenta destruir la red propia de Iberia para alimentar los vuelos de largo radio en beneficio de la británica.

La réplica de Iberia es que debe adaptarse a un contexto de debilidad de demanda y que en años anteriores ya se ha tocado la programación invernal. En el presente ejercicio también se ha sus-pendido la conexión con Los Ángeles (EE UU), por ser deficitaria en invierno.

Sin embargo, Iberia refuerza Santiago de Chile, entendiendo que en los próximos meses el verano austral es más atractivo que la costa oeste de Estados Unidos. Acople de pasajeros La dirección comercial de Iberia, liderada desde agosto por el ex responsable comercial de British, Gavin Halliday, ha adelantado a la red de agencias, que suele operar a través de plataformas como Amadeus, que en los próximos días les saltarán avisos de cancelación o cambio si tienen clientes que hayan reservado asiento en esos vuelos. Las instrucciones de Iberia al respecto son claras: "La compañía acoplará, en la medida de lo posible, exclusivamente a los clientes que tengan conexiones de largo radio", dice el documento.

Para el resto se han previsto distintas soluciones. Si un cliente está en viaje de regreso, se le reintegrará la parte del billete no volada o podrá solicitar un cambio de fecha (rerouting) sin que se le pague el importe adicional. Para el resto de viajeros -en rutas punto a punto-, o se reembolsa el billete o se les acopla en otro vuelo de la misma ruta. Lo que vigilará la compañía es que nadie trate de "forzar" plazas en los vuelos afectados. Por regla general los pasajeros se redireccionarán hacia aerolíneas de la alianza Oneworld e Iberia expresa taxativamente que "no se podrá utilizar otra compañía por el momento debido a la inexistencia de acuerdos con ellas". Un coto que incluye a la aerolínea participada Vueling.