Plantea a los sindicatos un ERE para 370 trabajadores

Cemex despedirá al 21% de la plantilla y dejará de producir en cinco fábricas

Cemex España ha planteado un expediente de regulación de empleo (ERE) para 370 trabajadores, el 21,2% de la plantilla total de 1.740 empleados. Y limitará a tres de sus ocho fábricas de cemento la actividad de producción.

La compañía enmarca el ajuste de personal en el 'Plan Horizonte', que ha puesto en marcha para adaptarse al desplome de la demanda de cemento en España una tendencia que, según asegura, "está poniendo en serio riesgo el futuro de esta industria".

La reducción de plantilla es uno de los siete puntos en los que se estructura el plan de la multinacional para su filial española, que también limita a tres de sus ocho fábricas de cemento la actividad de producción de este material de construcción en España.

Así, mantendrán su operación integral las plantas de Morata de Jalón (Zaragoza), Lloseta (Baleares) y Alicante. La planta de Buñol (Valencia) operará de forma intermitente y las de Castillejo (Toledo), San Feliú (Barcelona) y Alcanar (Tarragona) operarán como molienda.

Según datos de Cemex, estas ocho instalaciones suman una capacidad total de producción de 11 millones de toneladas de cemento, volumen equivalente a casi todo el cemento consumido en España en lo que va de año.

Otro de los ejes del plan pasa por "seguir insistiendo" en políticas de ahorro y mejora de costes para elevar la competitividad e impulsar la exportación de sus productos.

En esta misma línea, Cemex España prevé centrarse en su negocio y, para ello, reorganizará su estructura societaria y se asociará con un proveedor global de soporte de servicios en procesos administrativos. "Ello nos permitirá centrarnos en fabricar y comercializar nuestros productos y en atender y satisfacer las necesidades de los clientes", argumenta la empresa.

La filial española de la multinacional pretende asimismo reforzar su presencia en los mercados más relevantes y apostar por nuevas soluciones constructivas, "más eficientes, sostenibles y rentables".

"El 'Plan Horizonte' nos va a permitir mejorar nuestra competitividad, atender a nuestros clientes de una manera más eficiente y cercana, y mantener el liderazgo de en la industria de los materiales de construcción en España", asegura la compañía.

Cemex registró una reducción del 19% en sus ventas de cemento en España en 2011, según datos de su memoria anual. España es el tercer mercado del grupo por número de fábricas de cemento, por detrás de México, que suma quince, y Estados Unidos con trece, y aportó el 4% de la facturación mundial del grupo el pasado año.

Con este ajuste, la mexicana se suma así a Holcim, que el pasado mes de julio pactó un ERE para 295 empleados en España, y a Cementos Portland, que ha acordado un ajuste para 291 trabajadores del área de cemento y negocia un segundo de 299 empleados para la de hormigón.