Dos abogadas han sido nombradas también administradoras

El Ministerio de Fomento será el administrador concursal de las radiales R-3 y R-5

El Ministerio de Fomento ha sido designado administrador concursal de las sociedades concesionarias de las autopistas radiales R-3 y R-5 de Madrid por su condición de "acreedor más significativo" de las empresas y por el "interés público concurrente" en el proceso.

En cuanto a la administración de las concursadas, los autos, a los que tuvo acceso Europa Press, permiten a los gestores de las vías mantener la facultad de administración, pero "sometida a la intervención de los administradores del concurso".

Además de a Fomento, el juez nombra también administradoras a sendas abogadas. Se trata de Manuela Serrano Sánchez y Carmen Díaz de Magdalena. Según señala, ambas cuentan con "amplia experiencia" en el ámbito de las refinanciaciones empresariales, "lo que resulta de extraordinaria relevancia a la hora de asegurar la continuidad de la actividad empresarial" de las empresas.

El auto explica que al tratarse de un concurso de "especial transcendencia", puede nombrar a un segundo administrador concursal en nombre de los acreedores, puesto para el que nombra a Fomento, organismo que, a su vez, deberá ahora designar a una persona física.

En concreto, los autos declaran el concurso de Accesos de Madrid Concesionaria Españolas y Alazor Inversiones, firmas concesionarias de la R-3 Madrid-Arganda y la R-5 Madrid-Navalcarnero.

Estas empresas están a su vez participadas por Abertis, con un 35% de capital, Sacyr (25%), ACS 20% y una sociedad de participaciones de la antigua Caja Madrid con otro 20%.

Con la declaración de su concurso, la R-3 y la R-5 se suman a la radial R-4 Madrid-Ocaña y a la autopista Madrid-Toledo, también en concurso. La Ocaña-La Roca acaba de solicitar asimismo la antigua suspensión de pagos y la Cartagena-Vera ha pedido el 'preconcurso'.

Todas ellas forman parte del grupo de nueve autopistas que afrontan un riesgo de insolvencia por el sobrecoste de expropiaciones que registraron durante su construcción y la caída de los tráficos derivados de la crisis.