Está un peldaño por encima del rating de España

Moody's mantiene la calificación de Telefónica frente a la rebaja de S&P

Moody's ha confirmado la calificación de solvencia a largo plazo Baa2 de Telefónica, que se mantiene así un peldaño por encima del rating asignado a España. Una decisión que contrasta con la bajada de calificación decretada por S&P a final de la pasada semana.

Telefónica lanza el Plan 500 para mejorar la formación de la plantilla
Telefónica lanza el Plan 500 para mejorar la formación de la plantilla

Respiro de las agencias de rating para Telefónica. Moody's ha mantenido en Baa2 la calificación de solvencia a largo plazo de la operadora, que mantiene su posición un peldaño por encima del rating asignado a España.

Moody's ha destacado que su decisión de mantener el rating de Telefónica se explica por su confianza en que la compañía siga ejecutando una estrategia dirigida a compensar las dificultades del entorno macroeconómico de España y la caída del gasto de los consumidores, que continuarán afectando a los ingresos de la operadora a nivel doméstico.

La agencia espera que Telefónica lleve a cabo las políticas financieras comprometidas encaminadas al desapalancamiento de la compañía y al saneamiento de sus cuentas. Asimismo, Moody's prevé que la empresa mantendrá su acceso a los mercados de deuda, destacando la mejora de la liquidez del grupo tras las recientes emisiones de bonos y ventas de activos. "Creemos que Telefónica ha mejorado en cierto modo sus parámetros de crédito en los últimos meses al reducir la retribución a sus accionistas, vendiendo activos no estratégicos como Atento y avanzando en la OPV de Telefonica Deutschland, con la que espera capatar 1.500 millones", dijo Carlos Winzer, analista senior de Moody's.

Aunque, el analista advierte de que la compañía "todavía se ve significativamente limitada por las difíciles condiciones operativas en España". De este modo, la agencia considera que, a pesar de las medidas adoptadas por Telefónica para compensar las dificultades en España, los ingresos de la operadora en 2012 se estancarán, con una caída de doble dígito en la facturación doméstica, compensada por el incremento registrado en sus filiales internacionales.

"A pesar de la mejora del perfil de crédito que representa la diversificación internacional de Telefónica, la exposición del grupo al mercado español pone en riesgo este aspecto dadas las débiles condiciones macroeconómicas en España, agravadas por la contracción del gasto de los consumidores como consecuencia de las medidas de austeridad", añade la agencia.

La decisión de Moody's contrasta con la bajada de calificación decretada por Standard & Poor's a final de la pasada semana. Esta agencia explicó que su decisión era consecuencia de la bajada de los ratings de la deuda soberana de España y por la exposición de Telefónica al mercado nacional.

"Consideramos que Telefónica está expuesta a riesgos relacionados con España, incluyendo la debilidad de la economía y el incremento del encarecimiento de la refinanciación de la deuda", dijeron los representantes de la agencia.

Según indicó S&P, la perspectiva negativa refleja la posible bajada de la deuda de Telefónica, "si anticipamos un riesgo derivado de una erosión de su liquidez, o si rebajamos el perfil del riesgo del negocio".

La agencia afirmó que prevé resolver la situación de vigilancia en la que está situada la calificación de Telefónica a final de año, tras reunirse con los directivos de la operadora y una vez se analice la estrategia y se revisen las perspectivas financieras, tras la publicación de las cuentas del tercer trimestre del año.

S&P reiteró que su decisión final dependerá de las nuevas previsiones sobre la liquidez de Telefónica, de la capacidad de la operadora de generar recursos y de su plan de desinversión de activos, incluida la salida a Bolsa de su filial alemana. En este caso, S&P no hizo alusión a la venta de Atento, filial de call center de Telefónica, anunciada el pasado viernes, por cerca de 1.039 millones de euros al grupo Bain Capital.