La Audiencia Nacional rechaza el recurso del PSOE contra la amnistía fiscal

La Audiencia Nacional ha rechazado el recurso presentado por el PSOE contra la amnistía fiscal. El grupo socialista reclamaba la suspensión temporal del proceso de regularización tributaria.

El éxito de la amnistía fiscal que aprobó el Gobierno en marzo y que concluye el próximo 30 de noviembre es más que dudoso. Sin embargo, Hacienda ha logrado ganar una pequeña batalla después de que la Audiencia Nacional haya rechazado el recurso que presentó el PSOE contra el "proceso de regularización especial", el eufemismo que utiliza el Gobierno para referirse a la amnistía fiscal.

De momento, muy pocos contribuyentes se han acogido a esta medida por la que el Gobierno presupuestó unos ingresos de 2.500 millones. Hasta junio, sólo había recaudado 50 millones. Hacienda ha iniciado una ofensiva para informar a los despachos fiscales de las virtudes de la amnistía fiscal. La Dirección General de Tributos (DGT) emitió dos informes, uno en junio y el otro la semana pasada, para responder a las dudas de los asesores sobre el proceso y ayer mismo la Agencia Tributaria difundió una nota en la que asegura que la interpretación que hace la DGT es vinculante.

El recurso del PSOE se centra en la orden ministerial publicada en junio en el BOE y que fijó el modelo de declaración tributaria para acogerse a la amnistía. En ese formulario se hacía referencia a la posibilidad de regularizar dinero en efectivo, un extremo que no aparecía en el real decreto de marzo por el que se aprobó la amnistía. Por este motivo, los socialistas defendieron que la orden ministerial debería considerarse "nula por infracción del principio de legalidad". La Audiencia Nacional no entra en el fondo del asunto y señala que el PSOE no es "titular de un derecho o interés" en este proceso y, por tanto, no está legitimado para presentar un recurso ni pedir la suspensión cautelar de la orden ministerial.

La amnistía fiscal permite a los contribuyentes con rentas ocultas regularizar su situación pagando un tipo del 10%. La declaración especial afecta al IRPF, el impuesto sobre la renta de no residentes y al impuesto sobre sociedades.