Medidas de ajuste

Liberbank propone suspender el contrato a más del 60% de la plantilla durante tres años

Las necesidades de Liberbank de capital han llevado a la entidad a proponer a la plantilla medidas consideradas por los sindicatos como "extremadamente duras". El grupo liderado por Cajastur pretende suspender los contratos laborales durante los tres próximos años a más del 60% de la plantilla y rebajar los salarios una media del 11%. El objetivo es ahorrar unos 100 millones de euros en cuatro años.

Directivos de Liberbank se reunieron ayer con los sindicatos para anunciarles nuevas medidas de ajuste para intentar sanear la entidad ante las necesidades de capital de 1.198 millones de euros que ha detectado la consultora Oliver Wyman. Como escenario se eligió la CECA en Madrid.

En esta reunión Liberbank propuso a los sindicatos la suspensión de contratos laborales durante los próximos 3 años de forma rotatoria, lo que afectará a más del 60 % de la plantilla, según aseguran fuentes sindicales. Además prevé reducir la jornada laboral en media hora y eliminar la tarde de los jueves, lo que repercutirá en prácticamente toda la plantilla que suma unos 5.500 empleados.

Liberbank también quiere reducir las pagas que se contemplan en el convenio laboral, que son de 16,5, y reducir el salario fijo un 7 %. También contempla suspender los planes de pensiones de los trabajadores durante los próximos cuatro años y eliminar los beneficios sociales, como seguros médicos o pagas por nacimiento de hijos. Estas medidas suponen una rebaja salarial media del 11%.

Estas medidas se incluyen en el plan de viabilidad con el que Liberbank prevé mantener su independencia y cubrir sus necesidades de capital con una ampliación de capital de 500 millones, mientras que otros 500 millones podrían proceder de la venta de activos.

Los sindicatos han rechazado esta propuesta al considerarla "extremadamente dura". Además, proponen que la alta dirección también se rebaje salarios en consonancia con las entidades en manos del FROB y eliminar las dietas de los órganos de gobierno de las tres cajas que integran Liberbank (Cajastur con CCM, Caja Extremadura y Caja Cantabria).

"Estas medidas tan duras no tienen ni pies ni cabeza, menos cuando no se sabe el futuro de la entidad. Si va a ser capaz de mantenerse independiente o va a formar parte de otro grupo para sobrevivir.

Liberbank tenía previsto fusionarse con Ibercaja y Caja 3, pero el déficit de capital de la entidad que preside Manuel Menéndez han provocado que Bruselas no autorizase esta fusión a la que la caja zaragozana también era reticente tras publicarse la auditoría de Oliver Wyman.

Sindicatos y Liberbank volverán a reunirse la semana que viene.