El partido de Merkel aceptaría abrir un crédito de emergencia

Alemania, dispuesta a desbloquear el rescate de España

Alemania estaría dispuesta a aceptar el rescate parcial de España, según han desvelado dos diputados del aprtido de Angela Merkel, en lo que puede ser un notable giro en la postura germana. En el último mes, Berlín ha bloqueado la petición de rescate.

Alemania estaría dispuesta a que España acudiese al fondo de rescate para solicitar una línea de crédito de emergencia, según han desvelado a Bloomberg dos diputados del partido de Angela Merkel. Esta posición es contraria a la línea mantenida hasta el momento por Wolfgang Schäuble, ministro de Finanzas y hombre fuerte de Merkel en las negociaciones sobre la crisis europea.

Michael Meister, número dos del grupo parlamentario de la CDU en el Bundestag, y Norbert Barthle, portavoz presupuestario del partido, han señalado hoy la posibilidad de aceptar que España acuda al fondo de rescate. "Sería un movimiento posible", apuntó Barthle en un mensaje de texto a la citada agencia. "Tenemos que revisar cualquier solicitud que España haga, sea una línea de crédito o un rescate total", comentó Meister, "el solicitante decide". "Pero una cosa está clara, sea lo que sea lo que se pida, no será sin condiciones", añadió.

Desde mediados de septiembre, la posición alemana ha sido mantener que un rescate de España más allá de los 100.000 millones solicitados para la banca podría causar más turbulencias en el mercado. Desde entonces, Schäuble ha apuntado en distintas ocasiones que España no necesita el rescate, y Berlín han bloqueado una eventual petición. En todo caso, el Gobierno de Mariano Rajoy no se ha decidido a solicitar dicho rescate, aunque ha recalcado que está listo para pedirlo.

España considera necesario, más que el rescate en sí mismo, la intervención del Banco Central Europeo para comprar deuda y relajar la presión. Dado que dicha intervención está condicionada a la petición del rescate, España ha barajado, incluso, solicitar el rescate sin pedir dinero, tal y como señalaba hoy el diario Financial Times. Pero hasta el momento se ha encontrado con la oposición germana.

En los últimos días, no obstante, ha crecido la presión para que llegue el rescate, especialmente desde el FMI. En la asamblea celebrada en Tokio, distintos miembros del fondo han alertado del riesgo de nuevas turbulencias financieras y de un nuevo enfriamiento económico si no se ataca la crisis de la zona euro. Es más, ha asegurado que las medidas de austeridad han tenido un efecto sobre la actividad económica muy superior al esperado, idea que se contrapone a la receta germana de recortes como solución única y definitiva.