La alta cocina se acerca a las bodegas de la mano de un dos estrellas Michelín, Andoni Luis Aduriz