'Script dividend'

Santander inicia una ampliación para retribuir a sus accionistas

Es el quinto scrip dividend consecutivo de Santander, una fórmula para retribuir a los accionistas de la que el banco que preside Emilio Botín fue el pionero en octubre de 2009. Así la entidad emite acciones nuevas con cargo a reservas que no le suponen ningún coste, al mismo tiempo que da a sus accionistas la posibilidad de recibir una retribución en dinero contante y sonante.

En este caso, la entidad se compromete a adquirir los derechos de suscripción gratuita a 0,15 euros por acción. Los accionistas podrán solicitar el dinero hasta el próximo 26 de octubre y este se les abonará el próximo 5 de noviembre.

En caso de que no digan nada, los accionistas recibirán un título nuevo por cada 38 que tengan en su poder.

A partir de mañana, los derechos comenzarán a cotizar en Bolsa y los accionistas podrán venderlos en el mercado, si bien en este caso no se les garantizarán los 0,15 euros.

BBVA

Por su parte, el 79,36% de los titulares de los derechos de asignación gratuita de BBVA -que el lunes concluyeron el periodo de negociación en Bolsa- han optado por recibir nuevas acciones. Para pagar el dividendo a los dueños del 20,64% restante se ha gastado cerca de 110 millones.