Con una deuda de 660 millones

Las radiales R-3 y R-5 solicitan el concurso

Accesos de Madrid, sociedad concesionaria de las autopistas radiales R-3 y R-5, ha solicitado el concurso voluntario de acreedores, al no poder renegociar su deuda de 660 millones de euros con su sindicato de bancos acreedores.

La concesionaria de estas dos radiales pidió el concurso el pasado día 5 de octubre, apenas un mes después de que a comienzos de septiembre solicitara el 'preconcurso', procedimiento que otorga a la empresa un máximo de cuatro meses para negociar la deuda y esquivar la antigua suspensión de pagos.

No obstante, según las mismas fuentes, los bancos "no han querido o no han podido" abordar dicha negociación, con lo que han abocado a la sociedad concedente de las autopistas a solicitar el concurso.

De esta forma, la concesionaria de la R-3 y la R-5 se suma a la también radial R-4 Madrid-Ocaña y a la autopista Madrid-Toledo, que también están en concurso. Además, la Cartagena-Vera se encuentra en 'preconcurso'.

Las cuatro sociedades concesionarias de estas vías, participadas por grandes constructoras y entidades financieras, suman un pasivo de 2.171 millones de euros y realizaron una inversión para la construcción y puesta en marcha de las autopistas de 3.338 millones de euros.

Estas vías forman parte de las nueve autopistas que actualmente afrontan desequilibrios económicos y financieros por el impacto que ocasionaron en sus cuentas los sobrecostes que pagaron por las expropiaciones de los terrenos sobre los que se construyeron y por la caída de tráficos derivada de la crisis.

Caída del tráfico

En el caso de Accesos de Madrid, concesionaria de la R-3 y la R-5, está participada por Abertis, con un 35% de capital, Sacyr (25%), ACS 20% y una sociedad de participaciones de la antigua Caja Madrid con otro 20%.

Esta sociedad se encarga de la explotación de la R-3 Madrid-Arganda y la R-5 Madrid-Navalcarnero, ambas en explotación desde junio de 2004, y dos de las vías que más han acusado la caída de usuarios que registran todas las vías de pago desde el inicio de la crisis.

La R-3 contabilizó una media diaria de unos 10.383 vehículos en el primer trimestre del año, un 15,3% menos que un año antes, según los últimos datos disponibles del Ministerio de Fomento. De su lado, el tráfico de la R-5 cayó un 16,2%, hasta unos de 7.514 usuarios diarios.