El objetivo: una Europa aún más unida

Monti desea que el Nobel anime a la construcción de una UE más solidaria

El primer ministro italiano, Mario Monti, instó hoy, tras la concesión del Premio Nobel de la Paz a la Unión Europea, a que los países miembros prosigan con determinación el objetivo de una UE más solidaria y abierta al resto del mundo.

Así lo expreso en un mensaje enviado al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, al presidente de la Comisión, José Manuel Barroso, y al presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz.

"Espero que este importante reconocimiento dé más fuerza y convicción a los gobiernos y a los ciudadanos de los países miembros para continuar con determinación el objetivo de una Unión Europea unida, solidaria y abierta al resto del mundo", escribió Monti.

En su mensaje, el primer ministro italiano y ex comisario europeo también deseo que se "superen las dificultades actuales de naturaleza económica a través del fortalecimiento de los instrumentos de acción adecuados, decididos y gobernados en común".

Monti valoró el papel de la UE en la democracia y para poner fin a las guerras y crear "una solida y definitiva reconciliación entre Francia y Alemania", y recordó cómo "también ha dado origen a una nueva modalidad de convivencia entre países basada en la puesta en común de su soberanía y la creación de instituciones que hacen irreversible el proceso de cooperación".

"Con la ampliación, la Unión Europea ha ofrecido una perspectiva de paz y de reconciliación a una Europa dividida por la Guerra Fría. La promoción de la paz, los derechos humanos y la democracia son elementos básicos en la acción de la UE en el mundo para la solución de las crisis internacionales y para la promoción de un crecimiento igualitario y sostenible de los países en vías de desarrollo", añadió Monti.

Por su parte, el jefe de Estado italiano, Giorgio Napolitano, en un mensaje afirmó que el Premio Nobel "pone en máxima evidencia, con el más alto de los premios, una simple gran verdad histórica, a veces olvidada con el pasar de los años y que no está bastante presente en las nuevas generaciones: Que la integración europea nace, sobre todo, como proyecto de paz".

En Italia, no todos se mostraron de acuerdo con este galardón: el senador Sandro Bondo, ministro de Cultura en el anterior Gobierno de Silvio Berlusconi, aseveró que el premio "es una expresión de hipocresía sin límites" ya que actualmente "Europa y su falsa conciencia permanece muda e inerte frente a todos los conflictos que existen en el mundo y pone en peligro la paz".

La UE fue galardonada hoy con el Premio Nobel de la Paz por sus logros para "el avance de la paz y la reconciliación" en Europa, así como el establecimiento de "la democracia y los derechos humanos" en el viejo continente, según el Comité Nobel de Noruega.

El jurado aseguró que "el mayor éxito" de la UE es haber logrado que "la paz, la democracia y los derechos humanos" hayan arraigado en Europa, y que la "guerra continental", en referencia a la II Guerra Mundial, acabase en "la paz continental".