Se financiará con un crédito de 100 millones de FCC

Cementos Portland suspende su ampliación de capital por las duras condiciones del mercado

FCC ha concedido un préstamo de 100 millones de euros a su filial Cementos Portland, después de que esta compañía haya decidido dejar en suspenso la ampliación de capital que tenía previsto realizar por ese mismo importe, "dadas las actuales condiciones del mercado", según informaron las empresas.

La ampliación de capital formaba parte del acuerdo que Portland alcanzó con sus bancos el pasado mes de julio para refinanciar sus 1.400 millones de euros de deuda. La cementera tenía previsto aprobarla en una junta extraordinaria el próximo 7 de noviembre.

Ante las condiciones del mercado, la cementera que preside Juan Béjar ha desconvocado esta junta. No obstante, la ampliación de capital "podría considerarse llevarla a cabo durante 2013 si las condiciones del mercado lo aconsejaran".

Cementos Portland contaba con el compromiso del grupo de construcción y servicios controlado por Esther Koplowitz de acudir a la operación con el capital que le correspondiera en función de la participación de control del 70% que tiene en Portland. También aseguró que cubriría el resto de la ampliación en caso de que no acudieran el resto de socios u otros inversores.

Así, "en cumplimiento de este compromiso", tras la decisión de la filial de dejar en suspenso su ampliación, FCC ha decidido conceder "transitoriamente" a la cementera un "préstamo subordinado" por importe de 100 millones.

La anulada ampliación de capital de Portland constituye uno de los tres ejes del acuerdo de refinanciación de

deuda que alcanzó en julio. Por un lado, se firmó un acuerdo con un sindicato de entidades financieras para extender el vencimiento de 1.114 millones de euros, por otro se reestructuró la deuda de 430 millones de la filial estadounidense Giant mediante una emisión de bonos y, en tercer término, se acordó la ampliación, que ahora se suple con el préstamo del accionista de control FCC.

Cementos Portland aborda actualmente un plan de reestructuración, el Plan NewVal 2012-2013, con el fin ajustarse al desplome de la demanda por el parón constructor y garantizar su viabilidad futura.

En el marco de este proceso de adaptación, la compañía que preside Juan Béjar ha presentado ya dos expedientes de regulación de empleo (ERE), uno para la división de cemento, que afecta a 250 empleados y ya está acordado con los sindicatos, y otro para la de hormigón y áridos, para 299 trabajadores, actualmente en negociación.