El indicador Afi-Agett calcula una destrucción de unos 137.000 empleos en el verano

La tasa oficial de paro de España superará el 25% en octubre

El indicador adelantado del mercado laboral que elaboran la patronal de las grandes empresas de trabajo temporal (Agett) y Analistas Financieros Internacionales (Afi) augura una destrucción de unos 137.000 empleos en el tercer trimestre de este año. Con ello y una previsión de caída de la población activa del 0,2%, prevén que la tasa de paro repunte cinco décimas, rebasando ya el 25%.

El cuadro macroeconómico del Gobierno prevé una tasa de paro del 24,3% en 2013. Según los expertos, este objetivo será difícil de cumplir si se tiene en cuenta que ya esta tasa podría superar el 25%, según los datos oficiales que se conocerán a finales de octubre. Así lo prevé, al mentos, el indicador adelantado del mercado laboral que elaboran la patronal de las grandes empresas de trabajo temporal (Agett) y Analistas Financieros Internacionales (Afi).

Según sus cálculos, las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al tercer trimestre del año, que se conocerán el próximo 26 de octubre, arrojarán una destrucción de poco más de 137.000 empleos. En concreto, creen que el número de ocupados pasará de los 17,41 millones registrados en el segundo trimestre a 17,28 millones entre julio y septiembre.

Junto a esto prevén un descenso de la población activa del 0,2% en términos interanuales y un aumento "más contenido" del número de desempleados. A pesar de ello, la citada destrucción de empleo haría repuntar la tasa de paro en cinco décimas; pasando del 24,6% (tasa prevista para todo 2012) del segundo trimestre al 25,1% entre julio y septiembre. Esta cifra coincide plenamente con la calculada por Eurostat para el mes de agosto.

Este indicador adelantado llama también la atención sobre la evolución de las empresas inscritas en la Seguridad Social en los últimos meses. Según analizan Agett-Afi, el número de nuevas empresas que se han dado de baja en el sistema no ha dejado aumentar mes a mes (casi un 5% más en agosto en promedio anual), mientras que el de las que se dan de alta permanece prácticamente constante.

Asimismo, las empresas que permanecen inscritas en la Seguridad Social, siguen reduciéndose también todos los meses. Pero en este punto consideran más destacable el hecho de que cada vez sean muchas menos las empresas que permanecen inscritas y, a la vez, aumentan su plantilla (la caída interanual de estas compañías se acelera en agosto y roza el 8% interanual).