Premium | Ferias

Los británicos, protagonistas en el próximo Salón de París

Modelos de gran lujo comparten espacio con autos compactos destinados a ser superventas

Salvo sorpresas de última hora, las grandes atracciones del Salón de París serán británicas. El grupo Land Rover Jaguar está revitalizando la industria del automóvil de Reino Unido y, tras triunfar en todo el mundo con el Range Rover Evoque, en París presenta la cuarta generación del Range Rover grande, el de toda la vida. Su otra novedad no es menos importante, porque se trata nada menos que del deportivo Jaguar F-Type, sucesor espiritual del mítico E-Type de los años sesenta. Además, respecto a los supercoches, esos que apenas se ven por las calles y que pasan su existencia bajo una lona en garajes climatizados, la estrella indiscutible será otro modelo inglés, el McLaren P1 diseñado por Frank Stephenson.

La llegada de este superdeportivo ha sido muy esperada, ya que es el sucesor del McLaren F1 de 1993. Solo se fabricaron 106 unidades (72 de calle y el resto de competición) y costaba 600.000 euros. Está considerado el mejor deportivo de la historia y hoy se cotiza a más de 2 millones de euros. Por eso, las expectativas sobre las cualidades del nuevo P1 son enormes. Según Ron Dennis, presidente de McLaren, "nuestro objetivo es redefinir el nivel de prestaciones que se esperan de un superdeportivo". El modelo expuesto en París aún se califica como concept (prototipo), pero los cambios respecto al modelo de serie serán mínimos. Utiliza desarrollos propios de los monoplazas de Fórmula 1, tecnología híbrida y una potencia máxima que rondará los 800 CV. Costará más de 600.000 euros y las unidades de serie comenzarán a entregarse dentro de un año aproximadamente.

Peugeot, como marca local, presentará otro supercoche, pero en este caso es un prototipo. El Onyx lleva un motor de ocho cilindros en posición central y un sistema híbrido para mejorar su rendimiento. El espectacular exterior es de cobre y fibra de carbono.

Mucho más práctico que cualquier biplaza será el nuevo Range Rover. A la hora de crear la cuarta generación, Land Rover lo ha reinventado por completo. El diseño es una evolución, pero lo que se esconde debajo de la piel es una auténtica revolución: es el primer todoterreno del mundo fabricado con la carrocería autoportante fabricada en aluminio, y pesa 420 kilogramos menos que antes (ahora 2.160 kilos la versión TDV6). Es mejor dentro y fuera de la carretera, también más rápido y más eficiente, y en el interior cuenta con una calidad capaz de competir con Bentley y tanto espacio como en un Mercedes Clase S. El nuevo modelo está listo para capitalizar el éxito del mercado de los SUV de lujo, en un segmento que aumentará sus ventas en un 40% de aquí al 2020. Los compradores pueden elegir entre el propulsor de gasolina V8 5.0 con compresor de 510 CV o dos turbodiésel, el 3.0 TDV6 de 258 CV (el mismo que lleva el Range Rover Sport) o el 4.4 SDV8 de 339 CV. Más adelante llegará el motor V6 con compresor de gasolina. Todos van acoplados a un cambio automático de ocho marchas. Está abierta la lista de pedidos y las entregas comenzarán a principios de 2013. Los precios parten desde los 98.500 euros de la versión TDV6.

Mucho más sorprendente es el hecho de que BMW, adalid de las sensaciones deportivas, exponga un monovolumen compacto (4,35 metros de largo). De momento es un prototipo, pero tiene todas las papeletas para convertirse en un coche de serie. Se llama Compact Active Tourer. También hay novedades en la Serie 1, con la tracción total disponible en el 120d xDrive y en el poderoso M135i xDrive.

Audi presenta un compacto premium deportivo, el S3 con 300 CV y tracción Quattro. Más importante desde el punto de vista comercial es la versión de cinco puertas Sportback. La firma germana expondrá una remodelación del biplaza R8, la más importante desde su lanzamiento en 2007.

En el terreno de los utilitarios, la principal novedad es la cuarta generación del Renault Clio. De momento no habrá versión de tres puertas, ya que el cinco puertas tiene cierto aspecto de cupé al llevar las manillas de las puertas traseras camufladas. Los motores estarán a gran nivel como es norma en la marca gala. Dispondrá inicialmente de un motor de tres cilindros turbo de gasolina con 90 CV y un consumo muy bajo, y también de un diésel 1.5 de 90 CV. Para este anuncian un consumo medio de solo 3,2 litros.

Por su parte, Ford mostrará la gama Fiesta remodelada y un pequeño SUV basado en la plataforma del Fiesta, el Ecosport. En la misma línea llegará el Chevrolet Trax, dentro de la potente ofensiva de la marca en Europa. Se trata de un pequeño y atractivo SUV de 4,2 metros de largo que estará disponible con tres motores: 1.4 turbo de gasolina (140 CV), 1.6 y 1.7 turbodiésel (130 CV). Tanto el 1.4 como el 1.7 podrán llevar tracción total.

F-Type: la difícil misión de revivir al mítico E-Type

Su nombre ya es una declaración de intenciones. Es el sucesor espiritual del mítico E-Type, el deportivo clásico por excelencia y un icono de los sesenta. En verano se pondrá a la venta la versión descapotable del nuevo F-Type, y luego llegará el cupé. Su carrocería es de aluminio e inicialmente llevará un nuevo motor V6 con compresor en versiones de 340 CV y 380 CV. La otra opción será un V8 derivado del que emplean otros modelos de la gama.

Jaguar posicionará el F-Type entre el Porsche 911 y el Boxster, tanto por tamaño como por precio. Será más corto que un 911 y costará unos 70.000 euros, dejando espacio para que el XK de 2014 se coloque un poco más arriba que ahora en cuanto a precio. Teniendo en cuenta que el 911 más barato cuesta en España casi 100.000 euros, el F-Type ofrecerá una buena relación precio-calidad. Su principal mercado será EE UU. La demanda para este tipo de automóviles es muy inestable, como reconoce Adrian Hallmark, director global de Jaguar. "En 2007, el segmento alcanzó su máximo con unos 125.000 coches, y después se redujo a la mitad cuando llegó la recesión en 2008-2009. Pero esto ha pasado cada diez años durante las últimas décadas, la gente no se compra un deportivo si los tiempos son duros". Será un deportivo de verdad, ya que según Mike Cross, ingeniero jefe, "lo hemos diseñado para que la respuesta del acelerador, la dirección o los frenos sea inmediata".

El mercado de compactos en Europa, o todos contra el Golf

El Volkswagen Golf es el líder del mercado europeo y todos los fabricantes aspiran a comerse un poco de su tarta. El Golf emplea una nueva plataforma y, como era de esperar, es más amplio (5,6 cm más largo), más seguro y más ligero, y por tanto más eficiente. De hecho, sus consumos se han reducido hasta en un 23% según versiones. Todos los motores de gasolina son sobrealimentados y llevan inyección directa. Estará a la venta en noviembre.

Un primo suyo es el nuevo Seat León, que gracias a la política de plataformas comunes del grupo Volkswagen presume de muchas virtudes mecánicas del Golf. Es la tercera generación de este modelo y se expondrá con carrocería cinco puertas, pero más adelante habrá un tres puertas SC y un familiar ST. Otro serio competidor del Golf es el Toyota Auris de nueva generación. Fabricado como su antecesor en Reino Unido, es 3 cm más largo, hasta alcanzar 4,27 metros. No obstante, es 40 kilos más ligero y su interior ofrece mucha más calidad. Se venderá con motores de gasolina de 1.3 y 1.6 litros, un diésel de 1.4 litros y un híbrido de 1.8 litros.

La novedad de Mini es el Paceman, que es un Mini Countryman (el de cinco puertas), pero con tres puertas. Estará disponible también con tracción a las cuatro ruedas. Mini presenta también la versión deportiva John Cooper Works GP, biplaza y con 218 CV.