Se cierra con bajadas del 4,6%

La subasta eléctrica presiona a la baja el recibo de la luz

La vigésima subasta de electricidad entre comercializadoras de último recurso (Cesur) se ha cerrado con una bajada del 4,6%, lo que ejerce una presión a la baja que rondará el 2% en la revisión de octubre de la Tarifa de æscaron;ltimo Recurso (TUR) de la luz, según fuentes del sector.

Una usuaria analizando sendos recibos de Iberdrola y Fenosa.
Una usuaria analizando sendos recibos de Iberdrola y Fenosa.

El resultado de esta subasta, en la que las comercializadoras encargadas de suministrar la tarifa regulada adquieren la energía correspondiente al tercer trimestre, tiene un peso ligeramente inferior al 50% sobre la TUR.

El 50% restante corresponde a los peajes eléctricos, en los que se recogen los costes regulados del sistema eléctrico y cuya cuantía debe calcular el Gobierno conforme a principios de suficiencia, de forma que los ingresos vía tarifa sean capaces de cubrir todos los gastos.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha confirmado que la tarifa de la luz bajará entre un 2,1% y un 2,2% en octubre, puesto que el Gobierno mantendrá su decisión de congelar los peajes después de que la subasta eléctrica de este martes se haya cerrado con un descenso del 4,9%.

Preguntado por esta cuestión en los pasillos del Senado, Soria ha dejado claro que el Gobieno no dará marcha atrás en la congelación de los peajes: "Hemos dicho que si el precio de la luz sube o baja en España va a ser consecuencia de lo que diga el mercado".

La anterior subasta, celebrada en junio, se cerró con un alza del 9,3%, lo que ejerció una presión al alza del 3,9% sobre la TUR. Como el Ministerio de Industria, Energía y Turismo decidió congelar los peajes, la tarifa subió en julio en esta misma proporción (3,9%).

Aparte de este incremento, el Gobierno acató en marzo la sentencia del Supremo que le obliga a refacturar los consumos del cuarto trimestre de 2011 y del primero de 2012. Esta revisión se aplica de forma prorrateada entre agosto y diciembre, y supone un alza del 7% en el recibo de la luz.

Además de estas dos subidas, en septiembre comenzó a aplicarse el incremento del IVA, que en el caso de la electricidad ha pasado del 18% al 21%.

Por otro lado, en 2013 entrarán en vigor la nueva fiscalidad eléctrica, que incluye varios impuestos, entre ellos uno del 6% sobre la producción eléctrica que las compañías tradicionales podrán trasladar en parte al consumidor final.

Déficit de tarifa

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, indicó en su reciente comparecencia tras el Consejo de Ministros para explicar los nuevos impuestos eléctricos que las medidas ya adoptadas durante el año permiten que el déficit de tarifa se sitúe por debajo de los 1.500 millones de euros de tope legal para el conjunto de 2012.

Si se cumple esta premisa, no será necesario elevar los peajes en octubre, pero si las cuentas del sistema eléctrico no cuadran y el Gobierno fuerza una congelación en vez de subir la parte regulada de la tarifa, las eléctricas están dispuestas a denunciarlo ante el Tribunal Supremo, como ya han hecho con éxito en anteriores ocasiones.

La previsión del Gobierno de que no harán faltas subidas de peajes en lo que queda de año está siendo avalada por la Comisión Nacional de la Energía (CNE), que en su última liquidación mensual calcula que el desajuste de este año será de 1.467 millones, esto es, 33 millones menos que el tope legal de 1.500 millones.

La CNE calcula en su última liquidación que el déficit de tarifa ya generado entre enero y julio es de 3.890 millones, si bien las refacturaciones del Supremo y el recorte de primas fotovoltaicas incluido en el real decreto ley 14/2010, que surte efecto entre septiembre y diciembre, pueden ayudar a reducir este desajuste en los meses finales del año.