Sáenz de Santamaría destaca que muchas comunidades no están de acuerdo con él

El Gobierno reformará la financiación de las autonomías esta legislatura

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegueado hoy en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el Ejecutivo reformará esta legislatura la financiación de las comunidades autónomas. Aseguró que que el PP no apoyó el sistema y que muchas comunidades no están de acuerdo con él.

De algo parece sí haber servido la reunión entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat, Artur Mas. El Ejecutivo ha anunciado hoy por boca de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que va a reformar el modelo de financiación autonómica esta legislatura. La vicepresidenta ha destacado que el PP no apoyó el sistema ahora vigente y que muchas comunidades no están de acuerdo con él.

Hasta aquí llegaron los detalles. Sáenz de Santamaría no ha especificado cuál va a ser la forma en que se va a reformar la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA). En principio, aseguró que analizar los problemas. "Y veremos cómo se corrige", ha explicado.

Ayer, la reunión entre Rajoy y Mas concluyó sin acuerdo. La propuesta de Rajoy, seguir negociando el régimen común, "no puede cubrir las aspiraciones de Cataluña", ha dicho Mas. El Gobierno emitió un comunicado en el que afirma que habrá colaboración "franca y leal" y garantiza que revisará el modelo de financiación pero advierte que su propuesta de pacto fiscal no es compatible con la Constitución.

Santamaría ha recordado hoy que Rajoy le trasladó a Mas que "la inestabilidad política añade crisis a la crisis". "Le pido que analice un posible adelanto electoral desde el punto de vista de la estabilidad política que necesita España", ha añadido.

Esta mañana, el portavoz del Govern, Francesc Homs, que Cataluña ha tomado "un camino que no tiene retorno" hacia la construcción de un Estado propio y no ha descartado ningún mecanismo para conseguirlo, ya sea un referéndum o una proclamación unilateral desde el Parlament tras unas nuevas elecciones. A este respecto, la vicepresidenta eludió pronunciarse