Aunque reconoce que no se ha distribuido bien la riqueza

El presidente de Goldman Sachs asegura que "no es socialista"

El presidente de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, ha realizado unas declaraciones cuanto menos sorprendentes. El directivo, uno de los mejor pagados de Wall Street, ha manifestado que "no es socialista", aunque cree "que no se ha hecho un buen trabajo redistribuyendo la riqueza.

Lloyd Blankfein, presidente de Goldman Sachs, en el Senado.
Lloyd Blankfein, presidente de Goldman Sachs, en el Senado.

"No soy socialista", ha advertido el CEO de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein. Esta afirmación tan sorprendente (cada empleado de Goldman Sachs cobró 369.697 dólares de media en 2011 y él es uno de los ejecutivos mejor pagados de Wall Street) fue acompañado de una suerte de mea culpa: "La economía no ha hecho un buen trabajo redistribuyendo la riqueza".

Goldman Sachs alcanzó un beneficio de 4.492 millones de dólares (3.054 millones de euros) en 2011, un 46,8% menos que los 8.354 millones de dólares (6.517 millones de euros) que ganó el año pasado.

El principal banco de inversión de Wall Street destinó 12.220 millones de dólares (9.525 millones de euros) en remunerar a sus 33.000 empleados. Esta cifra supone un 21% menos que en 2010, y su plantilla disminuyó en un 7%. Pero, aun así, cada una de estas 33.300 personas cobró 366.967 dólares de media. El banco ganó 2.510 millones de dólares (1.958 millones de euros), el 67,5% menos.