La carga de Renfe se integrará con un operador global

El Gobierno limitará el número de competidores en la red AVE

Pese a la huelga de ayer en Renfe, sindicatos y dirección vuelven hoy a la negociación. La compañía ha avanzado a las centrales nuevos aspectos del proceso: en el negocio de carga Renfe se aliará con un gran operador y el Gobierno limitará el número de competidores en el AVE.

El Gobierno limitará el número de competidores en la red AVE
El Gobierno limitará el número de competidores en la red AVE

El proceso de desregulación del negocio ferroviario en España, con la liberalización de los servicios de la operadora dominante, Renfe, comienzan a ser acotados por su principal promotor, el Ministerio de Fomento. No habrá privatización a la británica, ni proliferación incontrolada de operadores de pasajeros o carga que pongan en riesgo la viabilidad de Renfe.

Este es el mensaje que se empeña en trasladar la dirección de Renfe a los principales sindicatos de la ferroviaria en el marco de la mesa de negociación para discutir la liberalización, que ya se ha reunido una decena de veces desde el pasado julio, cuando el Gobierno plasmó en un decreto sus intenciones reformistas del negocio del tren.

Según explican fuentes sindicales presentes en esta mesa, la dirección de Renfe ha desvelado algunas líneas maestras del proceso, que van más allá de los grandes trazos estratégicos que contiene el decreto de julio y de los proyectos oficiales desvelados por la ministra de Fomento, Ana Pastor.

Una de estas propuestas tiene que ver con el número de competidores a los que se autorizará su entrada para disputar a Renfe el tráfico de pasajeros en las líneas del AVE. Fomento entiende que no hay negocio para más de dos o tres actores en la alta velocidad, incluida la propia Renfe. Las fuentes sindicales citadas han interpretado que el operador ferroviario público francés SNCF tiene unas grandes posibilidades de convertirse en el primer competidor de Renfe en la red del AVE y que el Gobierno vería con buenos ojos la intervención de algún grupo privado nacional.

Otra línea relevante desvelada en la mesa de negociación tiene que ver con el negocio de la carga. Las fuentes sindicales citadas interpretan que Fomento ha desechado los planes de anteriores gobiernos para construir un operador global de mercancías sobre la división de Renfe. La estrategia ahora es conseguir una alianza en minoría con algún grupo logístico global. La ferroviaria alemana DB cuenta muchas papeletas para obtener protagonismo en esta operación.

Una tercera línea de despliegue de la liberalización desvelada en la mesa de negociación es la elección del sistema de adjudicación o franquicia en monopolio para explotar los corredores de cercanías o regionales.

En la mesa negociadora, además de la dirección de Renfe, tienen representación los sindicatos con fuerte presencia en la operadora como CC OO, UGT y Semaf.

Este foro negociador ha sido articulado en tres grupos de trabajo. El primero está dedicado a debatir el propio decreto de liberalización del ferrocarril y que plantea que el nuevo marco de actividad desregulada arranque en el verano de 2013.

El segundo grupo aborda la división de Renfe en cuatro sociedades y el tercero tiene por objetivo evaluar la integración de Renfe y Feve, según dijeron las partes.

Hoy, nueva reunión de negociación en Renfe tras la huelga de ayer

Tras la jornada de huelga de ayer en el ferrocarril, los sindicatos y la dirección de Renfe vuelven hoy a la mesa de negociación. La cita es en Madrid a las 13 horas. El encuentro se produce en medio de una fuerte desconfianza entre las partes.

Fuentes de la dirección de Renfe calificaron de "preventiva" la huelga y reiteraron su voluntad negociadora. Los sindicatos afirman que, si bien se mantiene abierta la mesa de trabajo para pactar la reforma, "todos los pasos reales que se están dado van en una dirección que rechazamos".

Fomento calcula que la huelga fue secundada por poco más del 20% de los trabajadores del sector. Por su parte, los convocantes indican que se cumplieron los servicios mínimos, pero que en el resto de las relaciones "el seguimiento ha sido masivo".

El secretario de Estado de Infraestructuras y Transportes, Rafael Catalá, insistió en una comparecencia que hoy mismo se "retomarán las negociaciones", y reiteró que "una reforma tan importante como esta solo se puede abordar con diálogo y negociación". Por su parte, el secretario federal del sector ferroviario y servicios turísticos de UGT, Félix Díaz Martínez, ha asegurado que lucharán "con todo el esfuerzo por un ferrocarril seguro, fiable y de calidad", porque no quieren "que pase lo que está pasando en las líneas de Ryanair, y que esto derive en tragedias como la de Spanair".

El dirigente del sindicato de maquinistas Semaf, Jesús García Fraile, indicó que las movilizaciones se han producido ante la posible privatización de Renfe con el objetivo de preservar un ferrocarril "de calidad, que ha costado mucho trabajo y dinero que han pagado los ciudadanos de sus impuestos".

García Fraile indicó que es muy significativa la decisión del Gobierno de dividir en dos empresas al gestor de infraestructuras. "Parece evidente que esta medida tiene que ver con la intención de introducir nuevos operadores con menos obligaciones que Renfe".