El presidente abondanará el cargo en un año

Reestructuración en la cúpula de Ikea

La empresa sueca ha desigando a Peter Agnefjäll como vicepresidente y ha abierto un proceso de transición para que sustituya a Mikael Ohlsson como presidente y consejero delegado del grupo, a partir del 1 de septiembre de 2013. Así lo ha confirmado Ikea en un comunicado.

Ohlsson, que había asumido el cargo con la idea de permanecer al frente del grupo de tres a cinco años, ha comunicado al consejo de Ikea su decisión de ceder el testigo dentro de un año.

Agnefjäll, de 41 años de edad, es el actual director de Ikea Suecia. Desde 1995 ha ocupado cargos de responsabilidad en el grupo, tanto en Suecia como a escala internacional, dentro del área de desarrollo de producto y como director de tienda en Italia.

Entre 2008 y 2009, Agnefjäll ejerció como asistente del fundador de la cadena de decoración y muebles, Ingvar Kamprad, y de los dos últimos presidentes mundiales del grupo, Anders Dahlvig y Mikael Ohlsson.

El fundador de Ikea ha agradecido a Ohlsson su dedicación al grupo durante más de 34 años y su decisión de permanecer en su puesto durante un año más para asegurar "una buena transición".

Gorän Grosskoptf, presidente de Ingka Holding BV, la matriz del grupo Ikea, ha destacado que, bajo el liderazgo de Ohlsson, Ikea ha experimentado un fuerte desarrollo, a pesar de la difícil coyuntura económica.

"La estrategia de negocio establecida hasta 2020 continúa vigente y Peter Agnefjäll continuará el trabajo y los logros de Mikael Ohlsson", ha apuntado.

El anuncio del nuevo nombramiento coincide con la publicación de que el fundador de Ikea, de 86 años, ha decidido ceder el control del gigante del mueble a sus tres hijos, Jonas, Mathias y Peter Kamprad, según el tabloide sueco 'Expressen'. Sin embargo, fuentes de Ikea dijeron a Europa Press que Ingvar Kamprad seguirá ocupando su cargo como 'senior advisor' en el consejo de administración del Ingka Holding BV, la empresa matriz del grupo Ikea.

La cadena de decoración y muebles logró en su ejercicio fiscal 2010-2011, que concluyó el 31 de agosto de 2011, un beneficio neto consolidado de 2.966 millones de euros, lo que representa un incremento del 10,3% respecto al año fiscal precedente, y unas ventas de 24.700 millones, un 6,9% más.