Ejecutivo con maletas listas

La crisis no solo ha disparado la salida de jóvenes profesionales que buscan una oportunidad en el extranjero. El mercado internacional es también el que más empleo ofrece actualmente a los directivos, buscados tanto por empresas nacionales que dan el salto al mercado mundial como por compañías foráneas."Ante la situación actual, cada vez más firmas españolas atraviesan las fronteras para expandir su negocio y necesitan ejecutivos que gestionen sus filiales", extranjeras",explica Noelia de Castro, directora comercial en España de la compañía de selección Hays. "Ya no se ficha exclusivamente para España, por lo que es fundamental la disponibilidad para el cambio prolongado de residencia", asegura.

Son procesos globales, en los que se busca al mejor, independientemente de su nacionalidad, pero los ejecutivos españoles tienen buena reputación y no solo entre las empresas patrias. "Hasta este año era casi anecdótico, pero cada vez tenemos más demanda de compañías internacionales que nos contratan para fichar altos cargos españoles por su experiencia, buenas prácticas de gestión y elevada preparación académica, porque tienen buena prensa, sobre todo en Latinoamérica", asegura Miguel Ángel Zuil, responsable de la firma de cazatalentos Boyden, que hasta el mes de julio incrementó cerca de un 9% su facturación gracias, principalmente, a los procesos internacionales de selección.

"Los sectores de energía, gran consumo, textil, industrial, electrónico y eléctrico, y química y farmacia son los que están reclutando un mayor número de nuevos directivos a escala mundial; una relación extrapolable a las sucursales de las empresas españolas con presencia internacional", describe Cristina Villanova, directora de marketing y comunicación de Catenon Worldwide Executive Search, multinacional española especializada en la búsqueda global de directivos.

Muchos mandos con experiencia no están preparados para los cambios

y mandos intermedios, que en el primer semestre operó en 39 nuevos países.No obstante, dentro de España también siguen surgiendo vacantes de alta dirección, no tanto por nuevos proyectos como por el largo proceso de renovación de las cúpulas empresariales, que continúa en la primera líneaporque "si no hay resultados se destituye al director, como en el fútbol se prescinde del entrenador", resume gráficamenteDe Castro. Algunos expertos consideran inclusoque en los últimos meses se ha intensificado la sustitución en las altas esferas. "La crisis está variando los paradigmas de gestión.Muchos mandos no están preparados para los cambios que vivimos, para una forma distinta de dirigir, menos jerarquizada y más pegada al día, lo que está provocando en muchas compañías la necesidad de rejuvenecer a sus líderes", mantiene Javier Cantera, presidente de Iberian Executive Search., del grupo BLC

Cuantitativamente, sin embargo, las mayores bolsas de empleo para ejecutivos están en las direcciones funcionales. Encabezan el ranking los puestos de directores financieros, de ingeniería y comerciales, especializados en el comercio electrónico y, por supuesto, los cargos vinculados a la expansión internacional. (country manager, director de exportación, controler de filiales, etc.).

Entre las vacantes en España, Javier Cantera distribuye por colores los ámbitos con mayor demanda de empleos de alta dirección. "El empleo azul, que engloba todo lo relacionado con las nuevas tecnologías; el sector arcoíris, que incluye los servicios vinculados al turismo, y el empleo verde, asociado al desarrollo de las energías renovables o la gestión medioambiental". Junto a ellos, son también notables las solicitudes de socios y ejecutivos de primer nivel y un fuerte componente de desarrollo de negocio en servicios profesionales, que abarcan desde despachos de abogados hasta consultorías tecnológicas, financieras o de recursos humanos y firmas auditoras.

Nuevos perfiles para nuevas situaciones

En el manual de los headhunters, el perfil tanto profesional como personal del candidato también se ha modificado, muy influido por la situación económica. "Lo que más se valora es la experiencia en posiciones similares, y mejor si se ha obtenido en el mismo sector, porque el aspirante conoce el mercado y trae ya el know-how y los contactos necesarios para obtener resultados de manera inmediata, que es lo que persiguen las empresas", señala De Castro.

Sin embargo, la experiencia en el sector ya no es tan exclusivista como antes. "Cada vez con más frecuencia, presentamos algún candidato disruptivo, que no provenga directamente de la competencia, pero que sea innovador, que haya aportado soluciones diferentes y positivas ante situaciones complicadas en su empresa", relata Zuil. "Es el efecto isla", ilustra Cantera, en referencia al actual presidente de Inditex, que llegó a la multinacional textil tras su paso por Altadis y Banco Popular.

En el entorno internacional, "el líder tiene que saber jugar en un terreno mundial, sin fronteras, con gran especialización en determinados conocimientos, pero la suficiente polivalencia para entender el escenario global de las compañías", complementa Villanova.

En ese tablero mundial, los negocios siguen hablando en inglés, por lo que, para todas las agencias consultadas, su dominio perfecto es ineludible. También se valora el conocimiento de un segundo idioma, como el chino o el alemán, pero se prefieren candidatos con experiencia internacional en inglés que políglotas que no hayan salido de España.

Las actitudes y aptitudes personales que se precisan en el nuevo jefe han evolucionado asimismo con el tiempo. "Se busca gente dinámica, con una alta capacidad de trabajo en equipo. El solitario brillante cada vez es menos demandado", en opinión del responsable de Boyden. "Y se reclama un perfil de liderazgo, con habilidad para motivar a sus subordinados", completa De Castro, para quien la crisis también requiere de directivos muy enfocados a los resultados. , muy acostumbrados a trabajar bajo presión y con una alta resiliencia, que puedan asumir situaciones límite con flexibilidad y sobreponerse a ellas.

Son capacidades que hasta ahora solo se buscaban en profesionales en activo, pero nuevamente la crisis también ha variado el universo de candidatos ampliándolo a los desempleados. "Por primera vez, el mundo de la selección de personal se abre a los ejecutivos en paro, porque su situación de desempleo puede estar motivada por causas ajenas a su gestión, mientras que antes generalmente se atribuía a desavenencias o conflictos con la empresa", afirman desde Iberian.

Por eso, por ejemplo, Hays, en los procesos de mandos intermedios, incluye de forma habitual a un candidato sin trabajo entre la terna que presenta. al cliente.

Las empresas de selección de profesionales coinciden en que hay mucho talento oculto en las listas de los servicios públicos de empleo, pero también reconocen que las dificultades económicas hacen que los ejecutivos bien situados sean ahora más reacios al cambio. "Con la crisis es más complicado convencerles para que se vayan a otra empresa porque para una persona que está cómoda, la prima de riesgo del cambio es ahora mayor", puntualiza Zuil, y las ofertas salariales para cerrar el fichaje ya no son tan alegres como antes. "Los ingresos de los directivos han bajado entre un 10% y un 15% porque, a pesar de que ha aumentado la parte variable, muchas empresas optan por bloquear los bonus por responsabilidad social, de forma que los ejecutivos en 2012 van a cobrar menos que en 2007", concluye. "Los beneficios sociales, como el coche, también se están poniendo en cuestión", remata el presidente de Iberian.