Supervisor financiero

El BCE podrá imponer multas millonarias a los bancos

El Banco Central Europeo (BCE), en su futura calidad de supervisor financiero, podrá imponer multas millonarias a las entidades bancaria de la zona euro sin dar explicaciones a los reguladores nacionales.

Esa facultad forma parte de las atribuciones que ofrece al BCE el proyecto de reglamento comunitario que establece por primera vez en Europa un supervisor único.

La nueva figura supone la transformación más radical acometida por la zona euro desde el comienzo de la crisis. Y cuando entre en vigor, centralizará en Fráncfort competencias tan sensibles como la concesión o revocación del permiso de actividad de los bancos, la capacidad de intervenir una entidad de manera preventiva, o la imposición de requisitos de capital por encima de los límites previstos en las normas generales.

El proyecto de reglamento, si se cumple el calendario previsto, será aprobado hoy por la Comisión Europea durante su reunión en Estrasburgo. A partir de ahí comenzará una negociación previsiblemente tortuosa entre los 27 socios de la UE. El propio borrador de reglamento, revelado el viernes por Il Sole 24 Ore, no prevé su entrada en vigor plena hasta enero de 2014. Un plazo que parece muy optimista.

España, pendiente

España está muy interesada en la creación del supervisor financiero único porque permitirá que el fondo de rescate recapitalice directamente a Bankia y al resto de entidades en dificultades. La puesta en marcha, sin embargo, puede tardar meses o años.