Acuerdo con los sindicatos

Nissan se lamenta de la pérdida del aumento de producción en Barcelona

Por la negativa sindical a pactar medidas de flexibilidad laboral

El grupo Nissan ha lamentado que tras no alcanzar un acuerdo con los sindicatos para mejorar la competitividad de Barcelona, la planta catalana ha perdido una oportunidad de nueva producción, y que si no se avanza en esta línea, afectará a su futuro.

En un comunicado, el consejero director general de Nissan Motor Ibérica, Frank Torres, ha recalcado que cualquier oportunidad futura pasa por llegar a un acuerdo de mejora de la competitividad, en línea con los puntos propuestos a los sindicatos y que estos han rechazado: "De no ser así, corremos el riesgo de no conseguir nuevas oportunidades, lo que afectará a nuestro futuro a medio plazo".

La compañía automovilística de origen nipón considera que con esta falta de acuerdo las operaciones industriales de Nissan en España "dan un paso atrás y pierden la oportunidad de mandar un mensaje positivo a la multinacional en Japón" y mantener así la tendencia de crecimiento iniciada con la adjudicación de nuevos productos antes de verano. Nissan también ve poco comprensible que los sindicatos se opongan a unas medidas que en el futuro España "tendrá que aplicar en su nueva política industrial si quiere prosperar", argumenta.

Si Barcelona hubiese aceptado el plan de competitividad planteado por Nissan hubiese optado ayer a producir 24.500 unidades adicionales del modelo pick up que se fabricará en la Zona Franca a partir de 2014 y que supondrían una inversión añadida de 14 millones de euros.

La empresa ha insistido en que las medidas propuestas ya se aplican en otras fábricas en España tanto de Nissan como de la competencia, y están en línea con la mejora de la competitividad que el entorno está pidiendo "no solo a las empresas del sector de la automoción, sino a todo el sector industrial".

La planta de Nissan en la Zona Franca ya tenía adjudicada la producción de 60.000 unidades de esta pick up (camioneta) y ahora la dirección pretendía sumar a estas otras 24.500, que se destinarían al mercado de Oriente Próximo.

Inversiones de 380 millones en España

La multinacional japonesa Nissan, cuya mayoría accionarial está en manos de la francesa Renault, ha anunciado en los últimos meses inversiones en España por valor de 380 millones de euros. La fabricante de automóviles dispone de tres plantas, una en Barcelona, que fabrica furgonetas; una segunda en Ávila, dedicada a pequeños camiones, y una tercera en Santander para motores. A principios de año el futuro era incierto a expensas de la adjudicación de nuevos modelos a Barcelona y Ávila. La primera ya había confirmado 80 millones para su modelo pick up (a los que se podrían haber sumado otros 14 si se hubiese firmado el acuerdo con los sindicatos), pero además recibió 100 más para la versión eléctrica de la NV200. Unos días antes, confirmó otros 100 millones para un nuevo camión en Ávila.