Fiscalidad

Cospedal frena la rebelión en Extremadura y dice que pagará el IVA cultural al 21%

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, negó ayer que exista una "rebelión" al IVA cultural en Extremadura y recordó que su presidente, José Antonio Monago, tendrá que pagar el IVA del 21%, "ya que ese impuesto no se puede matizar ni cambiar por parte de un Gobierno autonómico".

En su opinión, este impuesto se tiene que aplicar por igual en toda España. "Otra cosa bien distinta es que en Extremadura se vayan a subvencionar actividades culturales que puedan tener un efecto práctico a que el IVA cultural sea inferior", manifestó Cospedal en rueda de prensa. De esta manera, trató de zanjar el conflicto surgido entre Monago y Hacienda a raíz del nuevo tipo que grava las actividades culturales, que ha pasado del 8% al 21% desde el 1 de septiembre.

El presidente extremeño prometió el sábado que lo iba a bajar para igualarlo a la media europea. Hacienda respondió que los cambios del IVA deben aplicarse en todo el territorio "sin excepciones", que cualquier ayuda para bajar tipos puede ser incompatible con las ayudas de Estado y que Extremadura, al igual que el resto de comunidades autónomas, debe velar por el cumplimiento del objetivo de déficit para este año.

Precisamente esta comunidad fue la segunda de todo el territorio nacional que mayor desequilibrio registró en sus cuentas, con un déficit del 4,59% del PIB, lo que le obliga a realizar un ajuste de 500 millones para rebajarlo al 1,5% a finales de 2012. Los expertos de Fedea creen que se quedará en el 2,4% del PIB.

Críticas de Cataluña

El consejero catalán de Cultura, Ferran Mascarell, tachó de "cínico" al presidente Monago. "Extremadura es una comunidad que en términos generales recibe contribución de todos los españoles. Históricamente la riqueza que crea está por debajo de la que recibe", dijo.