Eduardo Taulet

Un 'teleco' con visión comercial

El 28 de agosto Yoigo anunció el nombramiento de su nuevo consejero delegado. Un hombre sencillo, gran conocedor de las operadoras móviles

Un 'teleco' con visión comercial
Un 'teleco' con visión comercial

Es el hombre de Yoigo. Eduardo Taulet, ingeniero de telecomunicaciones, se ha convertido en un experto comercial de telefonía. El 28 de agosto, Yoigo, la cuarta operadora de telefonía móvil con red en España, anunció que Eduardo Taulet pasaba a ser su nuevo hombre fuerte desde el 1 de septiembre. Johan Andsjö, el directivo sueco que hasta entonces ha ocupado este puesto, abandona la compañía a finales de septiembre y se embarca en un nuevo proyecto, como consejero delegado de Orange en Suiza.

Desde 2008, dos años después del lanzamiento de Yoigo, Taulet ha sido su director de marketing y ventas. Un puesto en el que ha obtenido grandes logros para la emergente compañía. "æpermil;l puso en marcha el canal de distribución de la compañía, llevó a Yoigo a la calle", afirma Masha Lloyd, directiva de la empresa.

Hasta entonces, la operadora vendía a través de internet o teléfono, canales de venta alternativos que en España no tienen una gran demanda: el 80% de las ventas se realizan en establecimientos. La empresa quiso aprovechar su imagen de operador virtual para abrir sus propias tiendas y unir a sus ofertas de tarifas otras de terminales. Inauguraron 1.200 tiendas, de las cuales en la actualidad siguen funcionando 1.046 y firmaron acuerdos con The Phone House y El Corte Inglés.

Lo más importante de su nombramiento es que se reconoce la valía a los ejecutivos españoles por primera vez

Eduardo Taulet conoce el mercado de las operadoras móviles como la palma de su mano. Comenzó hace 20 años en el grupo Telefónica. Tras graduarse como ingeniero de telecomunicaciones en la Universidad Politécnica de Madrid, entró en el grupo, el único operador de telefonía que operaba en 1992 en España. Trabajó varios años allí, primero en Telyco y posteriormente en Telefónica España. Comenzó realizando tareas técnicas como ingeniero, pero cuando percibieron su visión para los negocios, le trasladaron al área comercial.

En 1995 se produjo el lanzamiento de Airtel, la que sería la segunda operadora móvil del país. Taulet entonces se trasladó a la competencia y estuvo dos años como director de mercado de empresas de Airtel Móvil. Pero poco después surge Amena (ya la tercera empresa de telefonía) y de nuevo, el ingeniero cogió la mochila y se fue a la nueva empresa dos meses antes de su lanzamiento en 1999. Estuvo cinco años en Amena, como director de marketing, de ventas a empresas y de excelencia, y dos más en Auna, como director de negocio residencial y se encargó de la definición de estrategias e implantación para el mercado residencial. Su trayectoria en ellas terminó cuando fueron vendidas, la primera a France Télécom y la segunda a Ono.

Su experiencia en las tres operadoras le hizo plantearse, a pesar de su juventud, emprender un proyecto con otros extrabajadores de Auna y Amena. Con el nombre de Istmo Telecom lanzaron un operador virtual móvil con la red Orange. Sin embargo, al final no lograron la financiación necesaria y cancelaron la iniciativa.

Mientras gestaba este proyecto, Taulet tenía otras negociaciones entre manos, que tuvieron mayor éxito que Istmo. El ejecutivo fue contratado en LaNetro Zed como director corporativo de operaciones regionales. Allí estaba encargado de la expansión de la compañía en otros países y durante un año estuvo viajando por Suramérica, China, EE UU y toda Europa.

A pesar de su extensa carrera, este hombre que ronda la cuarentena valora el trabajo en su justa medida "Es un increíble profesional, pero le gusta disfrutar de la vida y de su familia", declara una ejecutiva de Yoigo. Taulet, natural de Valencia, aprovecha su tiempo libre para disfrutar de su mujer y sus tres pequeñas, ya de 10, 14 y 15 años.

Junto con sus hijas, su otra pasión es el mar, la vela, el buceo y las actividades marítimas al aire libre en general, aficiones que le entusiasman. Pero no descarta quedarse en casa disfrutando de su tiempo libre o leyendo un buen libro para despejar la mente.

Se define a sí mismo como un hombre normal, aunque su gran capacidad para los negocios es innegable. "Es el padre de las campañas más rompedoras de Yoigo", afirman en su entorno profesional.

La imagen publicitaria de Yoigo ha estado basada siempre en la creatividad, en decir la verdad, las cosas muy claras y sin letra pequeña. Para la empresa, lo importante es lo que dicen los clientes de ellos. De hecho, su inversión publicitaria es escasa en comparación con lo que invierten las grandes operadoras, pero cuentan con un gran nivel de prescripción de sus clientes. Pero Yoigo no solo ahorra en su partida de publicidad. La plantilla está compuesta por 100 personas. El principal objetivo de la empresa ha sido ofrecer la tarifa más baja a sus clientes y lo pueden lograr gracias a sus bajos gastos en otros sectores.

De momento esta estrategia les está funcionando muy bien. El pasado 31 de agosto María Concepción Tejedor se convirtió en su clienta número 20 millones y esta misma semana la operadora ha anunciado que va a comenzar a ofrecer servicios específicos a pymes y autónomos. Inevitable pensar que lo más importante de este nombramiento es que se reconoce la valía a los ejecutivos españoles por primera vez. La mejor recompensa a 20 años de trayectoria profesional.