Energía nuclear

El PP dice que la decisión de Nuclenor con Garoña es irresponsable

El portavoz adjunto del Partido Popular en el Congreso, Rafael Hernando, tachó ayer de "irresponsabilidad" y de "incomprensible" la decisión de Nuclenor, empresa propietaria de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), participada al 50% por Endesa e Iberdrola, de no solicitar el permiso de renovación para poder explotar la instalación atómica hasta 2019.

Rafael Hernando señaló además que la decisión de Nuclenor de renunciar al permiso de explotación es una "frivolidad absolutamente incomprensible" por parte de Endesa y de Iberdrola, ya que ambas empresas solicitaron al Gobierno la derogación de la orden ministerial con la que el Gobierno socialista propuso el cierre de esa central nuclear para 2013.

Además, la vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, consideró el viernes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que es la empresa la que tiene que explicar por qué ha cambiado de opinión sobre la prórroga de explotación de la central.

"El Gobierno ha actuado a petición de parte y esa parte ha decidido ahora que no le interesa esa prolongación", dijo.

En este sentido, ha insistido en que la posición del Gobierno no ha variado, sino que ha cambiado la de la empresa, que pidió una prórroga de la vida útil de la central que el Gobierno, previo informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), y a través de una orden ministerial, que revocaba una anterior, concedió.

ó.

Chantaje

Hernando tachó de "sorprendente" que la marcha atrás de Nuclenor se justifique por la existencia de incertidumbres regulatorias. "Sería muy preocupante que eso se pueda interpretar como un chantaje contra el Gobierno, lo cual sería muy grave", puntualiz