Según el Foro Económico Mundial

Las reformas de Rajoy pueden ayudar a paliar el deterioro macro y de acceso al crédito

España se enfrenta a una situación macroeconómica muy comprometida y un acceso a la financiación muy desfavorable para los negocios, pero las reformas emprendidas en el mercado laboral y financiero mejorarán la competitividad del país a medio plazo. Así lo interpretan los economistas del Foro Económico Mundial (FEM) en su informe Competitividad Global 2012-2013, publicado hoy, en el que mantienen a España en el puesto 36 -de una lista de 144 países-, la misma posición que el año pasado.

"Aunque la situación macroeconómica y el acceso a la financiación se ha deteriorado mucho, se ha aplicado la reforma laboral y la del sistema financiero, lo que ayudará a mejorar la situación a medio plazo", ha explicado el español Beñat Bilbao, economista del Foro Económico Mundial (FEM).

Bilbao señala que si bien aún es pronto para percibir las consecuencias de las citadas reformas, los empresarios consultados para hacer el informe indicaron que estas modificaciones legislativas van en la buena senda, lo que ha permitido a España mantener la posición en el índice a pesar del vendaval económico-financiero.

El estudio, elaborado por siete economistas liderados por el español Xavier Sala i Martí, de la Universidad de Columbia (EE UU), mide la competitividad de los países según un baremo y detecta los escollos que les impiden avanzar en esta área.

Esta lista está liderada un año más por Suiza, seguida de Singapur, Finlandia, Suecia, Holanda, Alemania, Estados Unidos, Gran Bretaña, Hong Kong y Japón.

Uno de los peores problemas señalados por el estudio es el acceso al crédito, dado que España se sitúa en el puesto 122 de la lista, así como la poca diversificación de la economía.

"En los últimos años, España vivió 'de rentas' porque crecía gracias a la burbuja inmobiliaria y a una acceso al crédito que parecía no tener límites. Eso, como todo el mundo sabe, ha explotado. Esperemos que esta constatación genere un cambio y se invierta en innovación para diversificar la economía", ha concluido Beñat.