Urge a ponerlas en marchas

Botín respalda la compra de deuda por parte del BCE y las reformas del Gobierno

El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, se ha mostrado favorable a la posibilidad de que el Banco Central Europeo compre deuda española y ha valorado las reformas que ha acometido el Gobierno, aunque le ha animado a ponerlas en marcha.

En una rueda de prensa en México, convocada para anunciar la salida a Bolsa de la filial del Santander en este país, el presidente de la entidad se ha referido a la posibilidad de que España pueda someterse al rescate blando mediante la compra de deuda pública por parte del BCE. "Creo que sí, que me gustaría", ha manifestado Botín.

No obstante, el financiero ha dejado claro que es el Gobierno el que "tomará las medidas que estime oportunas, porque está muy bien preparado para tomarlas".

Ha reconocido que es un tema "delicado" de abordar ante la inminencia de fechas importantes, como la del 6 de septiembre, en la que el consejo del BCE analizará probablemente la compra de deuda soberana de países con problemas de financiación, como España.

"Yo estoy optimista, creo que esto va a salir bien. Yo parto de la base de que el euro no se va a romper, y de que se van a tomar medidas", ha explicado. En este sentido, ha insistido en que "lo que hace falta es que la arquitectura del euro se consolide. Creo que vamos a ir en esta línea".

Botín ha valorado también las reformas que ha adoptado el Gobierno español en los últimos meses, entre ellas la financiera, pero ha indicado que ahora tiene que centrarse en ponerlas en marchas.

"Las últimas disposiciones que ha tomado el Gobierno están bien encaminadas, en todos los sentidos. Tanto la reforma laboral, como en temas fiscales, el déficit, la reforma financiera. Ahora, lo que tiene que hacer es cumplirlas".

En este sentido, ha reconocido que hace meses él mismo se posicionó en contra de crear un "banco malo" que agrupase los activos tóxicos inmobiliarios de la banca, en línea con la postura que mostró el Gobierno entonces.

No obstante, dado que ahora es una exigencia de Europa para conceder la ayuda financiera a la banca española por importe de 100.000 millones, entiende que la creación de este instrumento es algo "necesario".

"Me parece bien que se haya hecho, porque lo han dicho desde Bruselas", ha afirmado.

No obstante, falta por ver los detalles de cómo se pondrá en marcha este banco malo, cuya creación viene estipulada en el decreto ley aprobado por el Gobierno español el pasado viernes.

Uno de los puntos que hay que aclarar, según el banquero, es cómo se valorarán los activos inmobiliarios que se traspasaran a la sociedad de gestión de activos, conocido como el "banco malo".

En la rueda de prensa, Emilio Botín se ha referido al proceso de concentración que vive la banca española, y ha asegurado que el Santander no "tiene ninguna operación entre manos".

No obstante, "estudiaremos todas las posibilidades, y nos decidiremos en función de las condiciones y los precios".

Ha negado, por otro lado, que el grupo vaya a destinar los ingresos obtenidos con la colocación del 25% de la filial mexicana a saldar las provisiones que tiene pendientes en España, y que ascienden a 2.200 millones de euros este año.

"No se va a poner ni usa sola peseta (de los ingresos en México) para completar los 2.200 millones que faltan para cumplir con todas las dotaciones", ha resaltado, y ha dejado claro que las provisiones quedarán completadas este mismo año.

El banquero ha apoyado también la decisión del Gobierno de adelantar una inyección de dinero en Bankia a la espera de que lleguen los fondos europeos.