Congreso organizado por el diario 'Handelsblatt'

Asmussen considera "inaceptables" las dudas de los mercados sobre el euro

El miembro alemán del comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), Jörg Asmussen, ha calificado este martes de "inaceptables" las dudas de los mercados sobre el futuro del euro y la Unión Monetaria (UM).

"Las primas de riesgo de la deuda estatal reflejan no sólo el riesgo de insolvencia de algunos países, sino un riesgo del tipo de cambio, que en una UM no se puede producir teóricamente", ha dicho Asmussen en un congreso de banca en Fráncfort, organizado por el diario Handelsblatt.

"Los mercados descuentan un resquebrajamiento de la zona del euro. Para una UM estas dudas sistémicas son inaceptables", según Asmussen. Estas dudas tienen efectos en la política monetaria común y por ello una señal de política monetaria, como la que dio el BCE en julio con la bajada de los tipos de interés, llega de forma parcial o de forma irregular a la economía real.

Asmussen ha explicado que las empresas pequeñas pagan en España por un crédito de hasta 1 millón de euros y un vencimiento de más de un año y hasta cinco años un interés del 6,5%, un tipo máximo desde 2008. En Italia, las empresas pequeñas pagan un interés del 6,24%, mientras las mismas empresas pagan en Alemania por el mismo crédito alrededor del 4%.

Asmussen ha defendido una supervisión bancaria europea que disponga de suficientes instrumentos y competencias y la capacidad de liquidar bancos insolventes. Las autoridades europeas de liquidación deben disponer de un fondo financiado por la industria financiera que impida que se lastre a los presupuestos nacionales y a los contribuyentes.

Además, Asmussen considera que debe organizarse una garantía de depósitos a nivel europeo. "El BCE asumirá la supervisión bancaria sólo cuando se produzcan varias condiciones", según Asmussen.

Añade que, en su opinión, las Autoridades de Supervisión bancaria Europeas (EBA por sus siglas en inglés) deberían seguir siendo responsables del desarrollo de la regulación única (Single Rulebook) dentro de la Unión Europea de los 27 países.