Seguro de Mediolanum

Ahorrar para pagar la carrera de los hijos a través de un producto financiero

Mediolanum lanza un producto para invertir el dinero pensando en pagar la carrera universitaria de los hijos en un futuro.

Universitarios graduados
Universitarios graduados

Pagar la carrera universitario de un hijo que además va a estudiar un curso de postgrado después no tiene porque suponer un desembolso imposible de asumir. En el mercado hay algunos productos financieros para poder hacer frente a este momento cuando llegue. Uno de los últimos es el lanzado por Banco Mediolanum. Se trata de Mediolanum New Generation, una inversión en forma de seguro de vida pensada para afrontar en el largo plazo los gastos asociados al crecimiento y educación de los hijos.

"Mediolanum New Generation ofrece la posibilidad de generar un capital con el que afrontar los gastos asociados a la educación de los menores. De manera que no solo los padres, sino cualquier persona mayor de edad (abuelos, tíos, etc.), pueda ser tomadora del seguro y realizar las aportaciones necesarias para poder cubrir los gastos derivados de los estudios del niño", explica la entidad financiera.

Además Mediolanum New Generation incluye un doble sistema de bonus. El primero, denominado Bonus de Fidelidad, recompensa la fidelidad del tomador y su constancia en el ahorro a través del producto, permitiéndole recuperar a vencimiento parte o la totalidad de las comisiones abonadas, según la duración del Plan.

El segundo se denomina Bonus Extraordinario y premia los buenos resultados académicos. Así, con este Bonus, si el estudiante obtiene en el examen de acceso a la Universidad una nota igual o superior a un 8, Mediolanum New Generation devolverá a vencimiento, dependiendo del plazo del producto y de la nota obtenida, hasta otro 100% de las comisiones abonadas, asegura el banco en una nota.

Este producto aprovecha la flexibilidad que ofrece el sistema Plan de Acumulación de Capital (PAC), pensado para invertir de forma periódica y regular, de manera que se puedan aportar pequeñas cantidades para generar un ahorro que crezca a lo largo del tiempo; en este caso con cuatro plazos diferentes: 10, 12, 15 o 18 años, dependiendo de la edad del menor en el momento de la contratación. Mediolanum New Generation permite distribuir las aportaciones según las necesidades del cliente, pudiendo ser mensuales, trimestrales, semestrales o anuales.

En función de la duración del seguro, se asigna un ciclo de vida de entre los cuatro existentes, que van redistribuyendo la inversión hacia cestas más conservadoras a medida que pasan los años; o bien se puede optar por un perfil libre en el que es el propio tomador el que selecciona las cestas en las que se realiza la inversión.