España sigue en la parte alta

La inflación fue del 1,9% en la OCDE en julio, una décima menos que en junio

La inflación interanual se situó en el 1,9% en el conjunto de lo 33 países de la OCDE en julio pasado, una décima menos que en junio, por las menores subidas de la energía y de los alimentos.

Si se excluyen estos dos elementos más volátiles, la inflación subyacente se mantuvo en julio sin cambios en el 1,8%, indicó hoy la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

De hecho, el incremento interanual de la energía fue del 0,7% en julio, cuando en junio había sido del 1,4%, mientras en el caso de los alimentos fue del 2,3% frente al 2,8%.

El nivel de inflación fue notablemente diferente entre unos y otros países de la organización, con Turquía en el extremo alto y muy destacada del resto con una escalada de precios del 9,1%.

En el otro extremo, dos países presentaron tasas negativas: Suiza (-0,7%) y Japón (-0,4%).

La zona euro se situó por encima de la media, con un ascenso de precios en doce meses hasta julio del 2,4%, el mismo que se había constatado en junio. En esa cifra pesó en particular al alza del 6,1% de la energía.

Dentro de la moneda única, las tasas más elevadas fueron las de Estonia (3,6%) e Italia (3,1%) .

Estuvieron por debajo de la media de la zona euro Holanda (2,3%), España (2,2%), Austria (2,1%), Francia (1,9%), Alemania (1,7%), Irlanda (1,6%) y Grecia (1,3%).

La inflación de Estados Unidos se ralentizó al 1,4% en julio, tras el 1,7% el mes precedente.

Al margen de la OCDE, los precios tuvieron comportamientos desiguales en los grandes países emergentes.

Durante los doce meses de referencia hasta julio, se incrementaron un 1,8% en China (la inflación había sido del 2,2% en junio), un 4,6% en Indonesia (frente al 4,5%), un 5% en Sudáfrica (frente al 5,6%), un 5,2% en Brasil (frente al 4,9%), un 5,6% en Rusia (frente al 4,3%) y un 9,8% en India (frente al 10,1%).