Industria aeronáutica

Airbus ultima un contrato de más de 7.000 millones en China

El fabricante europeo espera cerrar la venta de un centenar de aviones

Airbus ultima un acuerdo que podría convertirse en la mayor venta de aviones para el fabricante europeo en lo que va de año. Y con un cliente muy significativo: China, que mantiene un enfrentamiento con la Unión Europea a cuenta de la tasa del CO2 impuesta por Bruselas a las aerolíneas y que lleva meses bloqueando la compra de 35 aviones de largo alcance que ya había pactado con la filial de EADS.

Según fuentes de la industria aeronáutica, el acuerdo podría cerrarse esta misma semana e implicaría la compra de un centenar de aviones de la familia A-320 (aeronaves de un solo pasillo, de menos de 200 pasajeros). A precio de catálogo, el valor del pedido podría rondar los 8.880 millones de dólares (unos 7.065 millones de euros), si bien el importe real será menor ya que en estos contratos se suelen aplicar fuertes descuentos.

La última palabra la tiene la CAAC, el organismo responsable de la aviación comercial en China, cuyo visto bueno es necesario para que las aerolíneas del país puedan comprar aviones.

AIRBUS GROUP 125,50 1,11%

El pedido sería una muy buena noticia para Airbus, que este año está llenando su cartera de pedidos más lento que su rival Boeing, cuyas ventas se están viendo impulsadas por el éxito de su nueva versión del clásico 737. A finales del mes de julio, el fabricante europeo había logrado cerrar pedidos por 301 aviones, menos de la mitad de los que ya ha conseguido su rival. El objetivo de Airbus para este año es alcanzar encargos por, al menos, 600 nuevos aviones.

Las fuentes consultadas entienden que se puede dar un impulso final al contrato con China esta misma semana, en el contexto del viaje oficial que inicia hoy la canciller alemana, Angela Merkel, al país. Entre los empresarios que acompañarán a la mandataria germana en su visita se encuentra Tom Enders, el máximo responsable de EADS.

Viaje de Merkel

Está previsto que el viernes Merkel visite junto al dirigente chino Wen Jiabao la planta de ensamblaje final de los A-320 que Airbus tiene en la localidad de Tianjin. Se trata de la única planta de ensamblaje que la compañía tiene, de momento, fuera de Europa.

En la pugna abierta entre Airbus y Boeing por hacerse con el mayor número de pedidos posible, la filial de EADS dio ayer un nuevo golpe a su rival tras firmar un contrato para la venta de 54 aviones (44 del modelo A-321 y 10 del tipo A-330) con Philippine Airlines. Las primeras entregas están previstas para el año que viene.

La aerolínea filipina ha puesto en marcha un programa de modernización de su flota que va a traducir en la compra de un centenar de nuevos aviones en los próximos 5-7 años. En total, espera operar alrededor de 140 aeronaves.