Por primera vez en diez meses

Japón rebaja sus previsiones económicas por la caída de exportaciones

El Gobierno japonés rebajó hoy su evaluación económica mensual correspondiente al mes de agosto, por primera vez en los últimos diez meses, debido a la desaceleración de las exportaciones y del consumo interno del país.

La rebaja de su análisis económico subraya la vulnerabilidad de la recuperación de Japón por el debilitado crecimiento de la economía global, según el informe del Gabinete nipón recogido por el diario económico Nikkei en su edición digital.

El documento subraya que otro de los factores para rebajar su análisis de la evolución económica nipona es la preocupación por la posibilidad de que el impacto de la crisis de deuda en Europa pueda enfriar la demanda en mercados clave como China, primer socio comercial de Japón.

El Gobierno nipón explica que la economía se encuentra "en la senda de la recuperación moderada", aunque advierte de la debilidad en los recientes indicadores económicos publicados, como el dato de las exportaciones, que cayeron un 8,1 por ciento interanual en julio.

En su informe, Japón espera que el aumento del gasto relacionado con la reconstrucción de las zonas arrasadas por el terremoto y tsunami de marzo de 2011 sustente la demanda interna, pero alerta del riesgo de que se retraiga por el incierto panorama global.

"La demanda interna es aún muy fuerte por la demanda relacionada con la reconstrucción, pero necesitamos apuntalar más la demanda privada y ser cautelosos con los riesgos provenientes del extranjero", indicó el secretario de Estado de Política Económica, Motohisa Furukawa, citado por Nikkei.

El informe del Gabinete añade que la producción industrial nipona parece encontrarse "plana", tras aumentar en junio solo un 0,4% respecto al mes precedente.