La constructora PNI costó 51 millones el pasado noviembre

La última compra de Ferrovial en Polonia suspende pagos

La constructora polaca PNI, adquirida por Ferrovial en noviembre del año pasado, solicitó el viernes concurso de acreedores ante un tribunal de Varsovia. La adquisición alcanzó los 51 millones de euros y la quiebra hizo que Budimex, cabecera de Ferrovial en Polonia, perdiera un 9,8% en Bolsa.

La última compra de Ferrovial en Polonia suspende pagos
La última compra de Ferrovial en Polonia suspende pagos

Cuando Ferrovial cerró la compra de la constructora polaca PNI en noviembre de 2011, por 225 millones de zlotys (51 millones de euros), su alta dirección argumentó que se trataría de exprimir sinergias con la también polaca Budimex, brazo del grupo español en Europa del Este. Especializada en obra ferroviaria, PNI debía aprovechar la experiencia de Ferrovial adquirida en el desarrollo del AVE en España y multiplicar su cartera en un mercado que bebe de los fondos europeos. Pero el plan se ha torcido.

Nueve meses después, PNI ha ido a un tribunal de Varsovia para solicitar el concurso de acreedores, al parecer por las pérdidas en distintos contratos. Un hecho que obliga a Budimex, en la que fue integrada PNI, a asumir una carga negativa adicional de 45 millones de zlotys (11 millones de euros) en los resultados del primer semestre.

La cotización de Budimex se vio afectada el viernes por la noticia, perdiendo un 9,8% y situándose en mínimos de los últimos seis años. Ferrovial, por su parte, cerró prácticamente plana (-0,04%).

FERROVIAL 25,72 0,94%

La constructora española de la familia Del Pino esperaba que el mercado ferroviario polaco ofreciera buenas oportunidades de negocio a corto plazo. PNI parecía un fichaje con máximas garantías, adquirida al operador público de la infraestructura ferroviaria PKP. Al cierre de 2011 contaba con una cartera de contratos de 318 millones de euros y unas ventas que superaban los 130 millones.

La incorporación a Ferrovial de finales del año pasado dejó ya en la facturación del grupo 12 millones al cierre de 2011. Budimex, por su parte culminó un brillante 2011 con un alza del 30% en las ventas, hasta 1.323 millones.

Grandes constructoras en horas bajas

El sector de la construcción atraviesa un trance complicado tras la explosión de obras que ha supuesto la reciente Eurocopa de fútbol. Los costes se han disparado en numerosos proyectos y las empresa sufren hoy las consecuencias.

Además de los problemas de Budimex con PNI (1.700 empleados), el grupo que le disputa el liderazgo del sector, Polimex, tiene problemas para refinanciar deuda y la tercera referencia del país, PBG, fue a concurso en junio.

Budimex, que es la firma de Ferrovial que controla el 100% del capital de PNI, ha tratado de cortar por lo sano antes de que el problema se les escapara de las manos. La subsidiaria afectada por la crisis de la construcción en Polonia no ha especificado sus problemas con la banca, pero debía 100 millones de zlotys (25 millones de euros) a sus proveedores y empleados, cifra que ha sido asumida por la propia Budimex. De lo que se trata ahora, reconocen en la empresa, es de renegociar los contratos no rentables.

Dariusz Blocher, consejero delegado de Budimex, asegura que a pesar de este contratiempo su empresa cerrará 2012 con beneficios.