Alega un deterioro en su salud tras la detención de ayer

Ruiz-Mateos decide no ir a declarar ante la juez

El fundador de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, no ha viajado a Palma de Mallorca para comparecer ante la juez como imputado por un presunto delito de estafa, debido a que "su salud se ha deteriorado" tras estar detenido durante más de trece horas en la Comisaría de Policía de Pozuelo de Alarcón (Madrid).

José María Ruiz-Mateos en su residencia de Madrid, a principios del mes de agosto
José María Ruiz-Mateos en su residencia de Madrid, a principios del mes de agosto

El portavoz de la familia, Ignacio Fernández, ha confirmado que el empresario sigue en su residencia de Madrid y aseguró que no está hospitalizado, aunque "tendrá que ir al médico forense para que se vea que su salud está perjudicada por lo que sucedió ayer".

Ruiz-Mateos fue liberado, según afirmó, a la una de esta madrugada, y su intención "era levantarse a las seis" para viajar a Palma, pero esta mañana "estaba muy mal" tras la "pesadilla de ayer".

En los juzgados de Palma aún no han recibido ninguna comunicación sobre su incomparecencia, por lo que se mantiene su citación ante la juez a las 12.00 horas, según informaron en fuentes judiciales.

Ruiz-Mateos está citado hoy por tercera vez en Palma para ser interrogado por un presunto caso de estafa de 13,9 millones de euros por la compraventa del hotel Eurocalas de Mallorca.

Tras no acudir el pasado 27 de julio a su segunda citación al Juzgado de Palma, alegando una fractura en un dedo del pie derecho, la jueza María Pascual que lleva el caso ordenó su busca y detención para asegurarse que se presentaría hoy a declarar.

A las 20:40 horas, el portavoz de José María Ruiz-Mateos, Ignacio Fernández Candela, ha asegurado que el empresario ha ido mejorando durante el día y ahora se encuentra en "perfecto estado de salud".