Ocho empresas del holding pierden más de 20 millones hasta marzo

Navantia, los compromisos de Izar y Efe lastran las cuentas de la SEPI

Navantia, las prejubilaciones de Izar y la agencia Efe son los principales lastres económicos de la SEPI en el primer trimestre del año. El holding público solo salva sus cuentas gracias a sus participaciones minoritarias en EADS y Red Eléctrica.

Navantia, los compromisos de Izar y Efe lastran las cuentas de la SEPI
Navantia, los compromisos de Izar y Efe lastran las cuentas de la SEPI

Las principales empresas controladas por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) siguen tiñendo de rojo las cuentas públicas. En el primer trimestre del año, el agregado de las empresas en las que el holding tiene una participación mayoritaria arrojó unas pérdidas de 10,4 millones de euros, ya que el puñado de sociedades que no llegaron a marzo con números rojos no pudieron compensar las pérdidas acumuladas por el resto de las compañías.

Ocho sociedades o grupos empresariales de la SEPI sumaron ya 20,6 millones de euros de pérdidas en los tres primeros meses del año, según un informe elaborado por la sociedad estatal que preside Ramón Aguirre al que ha tenido acceso CincoDías.

Los peores resultados son los que acumulan los astilleros públicos de Navantia, con unas pérdidas trimestrales de 9,9 millones de euros, tras experimentar un retroceso en su cifra de negocio del 14,4%, hasta 251,9 millones.

Prejubilaciones en Izar

Izar, su antecesora, es la otra gran fuente de pérdidas de la SEPI. La sociedad se encuentra en fase de liquidación pero es la responsable de gestionar las prejubilaciones de los cerca de 4.000 trabajadores que dejaron los astilleros estatales en la reestructuración de 2005. El ajuste afectó a los mayores de 52 años, que se fueron cobrando el 76% de su sueldo.

La empresa ha tenido que hacer una dotación de 4,01 millones por la actualización financiera del ERE puesto en marcha entonces. Sus pérdidas hasta marzo eran de 4,35 millones.

Por su parte, la agencia pública de noticias Efe cerró el primer trimestre con unos números rojos de 2,1 millones.

La otra gran empresa de la SEPI que arrancó el año con pérdidas significativas es la tabaquera Cetarsa, con un resultado negativo de 1,6 millones de euros. Sus responsables aseguran que su intención es cerrar el año en positivo y recuerdan que el primer trimestre siempre suele ser malo, ya que el grueso de las ventas de la campaña anual del tabaco comienzan en el segundo trimestre.

Cetarsa revela que los contratos de compraventa de tabaco para la campaña de 2012 se han cerrado por 29 millones de kilos, un 20% más que en la cosecha anterior. Su principal cliente es Imperial Tobacco, el grupo dueño de Altadis (la antigua Tabacalera).

Otras empresas de la SEPI en pérdidas son Tragsa, el Hipódromo de la Zarzuela y la instrumental Cofivacasa (cada una con 700.000 euros de números rojos) y Mayasa (500.000 euros de pérdidas).

En el caso de la minera pública Hunosa, el grupo logró un resultado positivo de 1,2 millones de euros en términos contables. Sin embargo, el resultado de la actividad productiva son unas pérdidas de 14,03 millones (tras recibir 19,9 millones en subvenciones).

En el lado contrario, las participadas con mejores resultados hasta marzo han sido Enusa, con un beneficio de 3,7 millones; Alicesa (tenedora del 8,65% que la SEPI controla en Ebro Foods), con 2,3 millones; y Mercasa, con un beneficio de 1,9 millones.

SEPI matriz cerró marzo con 24,1 millones de pérdidas pero el holding logró 37,1 millones de beneficio gracias a su presencia en EADS y Red Eléctrica.

La agencia de noticias y el cambio euro-dólar

El Gobierno ha expresado en distintas ocasiones su preocupación por el futuro de la agencia pública de noticias Efe. De hecho, ha sido una de las primeras empresas públicas en las que el actual Ejecutivo del PP ha decidido meter la tijera.

Tras amenazar la nueva dirección de José Antonio Vera con aplicar un ERE al 20% de la plantilla (un ajuste que hubiera afectado a 275 trabajadores), finalmente empresa y sindicatos acordaron prejubilaciones para mayores de 60 años, bajas incentivadas, reducciones de jornada y sueldo del 25% y la conversión de contratos fijos a fijos discontinuos para un máximo de hasta 168 personas.

Con estas actuaciones, los responsables de la SEPI y de la agencia querían evitar un escenario que, según dijeron en su momento, podría llevar a la quiebra a la empresa a corto plazo.

La realidad es que, a 31 de marzo, Efe registró unas pérdidas de 2,1 millones de euros, frente a los 1,6 millones de números rojos del primer trimestre de 2011. El resultado de explotación también fue negativo, hasta los 2,79 millones de euros, como consecuencia de la caída en los ingresos derivada de la crisis económica y en el sector de los medios de comunicación. La cifra de negocio de la agencia se redujo un 4,7%, hasta 20,98 millones.

Los gastos de explotación se mantuvieron cerca de los niveles presupuestados, en unos 24,79 millones, pero superaron en un 2,5% los del ejercicio anterior.

El resultado trimestral se desvió de lo presupuestado inicialmente en un 16,5% (301.000 euros) debido a la evolución del cambio euro con dólar, según las explicaciones de los responsables de la agencia. Según esto, el efecto divisa ha impactado negativamente en el resultado financiero.

Las cifras

10,4 millones de pérdidas es el resultado agregado hasta el mes de marzo de las empresas controladas por la SEPI. Las participadas con pérdidas superaron a las que dan beneficios.

24,17 millones de euros de números rojos registró la SEPI como sociedad matriz hasta marzo.