Carlos Mallo ocupa la presidencia de la matriz del grupo

Permira toma el control de Telepizza y releva a Pedro Ballvé

Pedro Ballvé ha cedido el testigo en la presidencia de la matriz de Telepizza, Foodco Pastries Spain, a Carlos Mallo, representante de Permira en España. La firma de capital riesgo toma así las riendas de la cadena de pizzas a domicilio.

Hace seis años, Pedro Ballvé se hacía con el control de Telepizza de la mano de Permira. Una opa que concluyó con su exclusión del parqué madrileño. Hoy el veterano empresario cede el control de su matriz a la firma de capital riesgo, tal y como adelantó ayer CincoDías.

Pedro Ballvé, quien también ejerce la presidencia del grupo cárnico Campofrío, ha dejado la presidencia de la matriz de Telepizza, la sociedad Foodco Pastries Spain, aunque seguiría presidiendo la filial. Según figuraba ayer en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme), su sustituto en el cargo es Carlos Mallo, el máximo directivo de la firma de capital riesgo Permira en España y dueña, a su vez, de la empresa de alimentación. Hasta ayer, Mallo era el secretario de la sociedad. Junto a Ballvé deja su puesto el consejero Eddy Perrier. La compañía ha nombrado a Telmo Ribeiro, Francesco de Mojana y Javier Gaspar Pardo de Andrade como nuevos consejeros.

A finales de julio, Permira tomó el control de Telepizza en el marco de un proceso de refinanciación. Lograba así aplazar el vencimiento de su deuda sénior, que ascendía a 395 millones. A finales del ejercicio 2010 -aún no ha presentado ante el Registro las cuentas de 2011- Telepizza contaba con un fondo de maniobra negativo por valor de 74,5 millones de euros.

Foodco Pastries Spain es la sociedad cabecera de Telepizza y la que determina la estrategia de la cadena de comida a domicilio. De hecho, es la dueña de la marca Telepizza que en 2006 compró a su filial. Entonces, la marca fue valorada en 247 millones de euros.

A día de hoy, Foodco Pastries no ha publicado sus resultados de 2011. En la memoria del ejercicio anterior, la compañía reconocía que España era la base de su negocio donde concentraba el 76,9% de sus ingresos, principalmente a través de la enseña Telepizza, ya que el grupo también es dueño de la marca Pizza World. Ya en el año 2010, la filial de Foodco Pastries sufrió las consecuencias de la crisis, con una caída de sus ingresos en España del 3,7%, situándolos en 367,21 millones.

El coste de su adiós al parqué madrileño

En septiembre de 2006, la matriz de Telepizza, Foodco Pastries Spain, suscribió un contrato de crédito por valor de hasta 591 millones, según consta en su memoria de 2010, la última remitida al Registro Mercantil. Este contrato -suscrito con una entidad financiera no corriente que no especifica- tenía como objetivo financiar la adquisición de las acciones y obligaciones convertibles de Telepizza. Además, la matriz suscribió otro acuerdo de crédito subordinado con el mismo objetivo. En este caso, el importe máximo podría alcanzar los 100 millones de euros, según figura en la citada memoria. Contratos que ha ido refinanciando en los últimos años Así mismo, Foodco reconocía que el grupo tenía constituida una prenda sobre la totalidad de activos del grupo Telepizza como garantía al préstamo suscrito para la compra de sus acciones y obligaciones.