Berlín sigue rechazando los eurobonos pero se abre a la compra de deuda por el BCE

El Gobierno alemán reiteró hoy su rechazo a la eventual emisión de eurobonos pero se mostró abierto a la posibilidad de que el Banco Central Europeo (BCE) vuelva a comprar títulos de deuda soberana de los países en crisis en el mercado secundario.

"La posición del Gobierno alemán frente a los eurobonos no ha cambiado", dijo el viceportavoz del Gobierno alemán, Georg Streiter.

Streiter hizo esa apreciación al ser interrogado acerca de si las declaraciones recientes de la canciller, Angela Merkel, acerca de que haría "todo" lo necesario para proteger la eurozona implicaban un cambio de actitud ante los eurobonos.

Con respecto a la posibilidad de compra de deuda soberana por parte del BCE en el mercado secundario, la portavoz del Ministerio de Finanzas, Marianne Kothé, dijo que este tipo de intervención está permitido por los estatutos.

El presidente del BCE, Mario Draghi, manifestó el pasado jueves que tomaría las medidas necesarias para proteger el euro, lo que fue interpretado por algunos como un anuncio de que se reiniciaría el programa de compra de títulos de deuda soberana para presionar a la baja los intereses.