El gestor de la semana

Oportunidades en deuda pública global

Brian Hess. Cogestor del fondo Legg Masson Brandywine Global Fixed Income

Oportunidades en deuda pública global
Oportunidades en deuda pública global

La renta fija en general está siendo la gran ganadora, con respecto a la renta variable, desde que se iniciara la crisis en el año 2007, hace ahora más o menos cinco años. Lo mismo sucede si uno toma como periodo de referencia la última década. Más allá de subperiodos alcistas de Bolsa, como el último tras la Gran Recesión del 2008-2009, los bonos han ofrecido de forma agregada y salvo alguna excepción rentabilidades jugosas a los inversores y ampliamente superiores a las de la renta variable. En particular, la deuda pública de alta calidad crediticia ha tenido un comportamiento muy destacado, gracias a un larga y persistente bajada de rendimientos.

El fondo de esta semana precisamente invierte en bonos gubernamentales de alta calidad crediticia de todo el mundo, normalmente asociados a países desarrollados. Se trata de un producto diferente a otros fondos, que han alcanzado una gran popularidad entre los inversores y que invierten también en renta fija globalmente de forma flexible pero lo hacen en todo tipo de bonos. Es decir, invierten también una parte muy importante de sus activos en deuda corporativa (u otras clases) y no solo pública. Son los que se llama fondos de renta fija agregada o diversificada.

El fondo ha disfrutado de un excelente comportamiento, en primer lugar, gracias a invertir en una clase de activo con éxito. Así, por ejemplo, en los tres últimos años acumula una rentabilidad (en euros) de cerca del 53% para la clase principal del fondo en dólares. En el caso de la clase en euros, que tiene cubierto el riesgo de tipo de cambio con respecto al dólar, la rentabilidad lógicamente baja (por efecto de la apreciación del dólar con respecto al euro de la que no se beneficia) hasta un todavía muy interesante 30%. El fondo tampoco ha tenido un mal desempeño con respecto a los índices de referencia de la categoría. Uno de sus gestores, Brian Hess, nos desvela algunas de las claves de la gestión del mismo.

La filosofía de inversión del fondo se caracteriza por una gestión activa, alejada de los pesos que los diferentes países y divisas tienen en los índices de renta fija pública global. Así, las rentabilidades se persiguen mediante la inversión en deudas infravaloradas, que normalmente se traduce en la compra de bonos de países que disfrutan de las rentabilidades reales más elevadas y que por algún motivo sus precios no están equilibrados.

También juega un papel clave la gestión de la inversión en las diferentes divisas. La asignación a las diferentes divisas es muy activa y tiene en cuenta bastantes factores, destacando el análisis de la paridad del poder adquisitivo de las diferentes monedas, con el objeto de tratar de identificar divisas sobrevaloradas o infravaloradas. Por último, la gestión de la duración de los bonos en que invierte es otra fuente importante de búsqueda de mejor comportamiento relativo. Factores de análisis clásico, como tipos de interés, liquidez o políticas monetarias son tenidos en cuenta para decidir el posicionamiento en cada momento.

El proceso de inversión se caracteriza por un análisis macro que mira a variados factores y riesgos, además de identificar países con deudas con rendimientos reales altos. De este análisis macro salen una serie de temas que sirven de base para implementar la cartera del fondo. Actualmente, los temas que se derivan de su análisis son los siguientes: la creencia de que, a pesar de las dificultades, el crecimiento global está mejorando o va a mejorar; que el motor del crecimiento mundial pasa del G-3 (Estados Unidos, Japón y Alemania que componen los tres grandes mercados de deuda del mundo) al G-20; por último, la idea de que los problemas en la zona euro siguen sin resolución.

La traslación a cómo estos temas se implementan en la cartera es clara y marca lo que puede esperar el inversor sobre el comportamiento relativo del fondo en los próximos meses. Entre ellas les destacamos su fuerte infraponderación en el euro, su destacada sobreponderación en deuda de Reino Unido o deuda australiana o la reducción de la duración en deuda de Estados Unidos, por ejemplo. En cualquier caso, el fondo siempre mantiene una diversificación destacada y aunque su enfoque es de largo plazo (evita el trading de corto plazo y muestra una rotación de la cartera de tres años), puede variar sensiblemente su posicionamiento si las condiciones macroeconómicas cambian. Finalmente, la gestión de riesgos ocupa un papel importante.

Juan Manuel Vicente Casadevall. EAFI Kessler & Casadevall Asesoramiento Financiero

Ficha

Cogestor: Brian Hess

Gestora: Legg Mason Invest. (Eur.)

Fondo: Legg Mason Brandywine Global Fxd Inc A dis S

Lanzamiento: 30/09/2003

Gestor gestiona desde: 2003

Patrimonio: 225,929847 mill. eur.

Comisión anual: 1,10%

Inversión mínima: 1.000 euros