La filial ayuda a sostener los resultados del grupo

Orange España sube un 2,4% sus ingresos hasta junio

La filial española de Orange ha incrementado sus ingresos un 2,4% en el primer semestre de 2012, hasta los 1.988 millones de euros, a la vez que ha subido un 19,4% su beneficio bruto de explotación (ebitda), hasta los 455 millones de euros.

La compañía precisó ayer que, excluyendo impactos regulatorios, los ingresos de Orange en España se habrían incrementado un 4,8% en los seis primeros meses del año.

Por áreas de negocio, los ingresos de móvil ascendieron durante este periodo a 1.618 millones, con un crecimiento del 1%, gracias al aumento en el uso de la banda ancha móvil y al incremento de los ingresos procedentes de los operadores móviles virtuales con los que tiene acuerdos de red.

En el segmento fijo, los ingresos subieron un 9,1%, hasta los 371 millones. La operadora ha destacado que la rentabilidad del negocio fijo ha mejorado "sustancialemnte", alcanzando un ebitda de 22 millones, un 120% más que en el primer semestre de 2011.

Al terminar el mes de junio, la teleco contaba con más de 13 millones de clientes, de los cuales 11,71 millones son de telefonía móvil, lo que supone un incremento del 2,8%, y 1,323 millones de banda ancha, un 11,5% más. Respecto al negocio móvil, la compañía precisó que los clientes de contraton aumentaron un 7,1% hasta alcanzar el 67% de la base total.

En lo que respecta al segundo trimestre del año, los ingresos de Orange se situaron en los 1.007 millones de euros, lo que representa un incremento del 2,5%, mientras que el Ebitda creció un 25,8%, hasta los 269 millones de euros.

Por segmentos, los ingresos totales móviles en segundo trimestre crecieron un 1%, hasta los 821 millones de euros, mientras que los ingresos fijos se incrementaron en un 9,5%, hasta los 187 millones de euros.

"España y los mercados emergentes siguen sosteniendo los resultados del grupo", aseguró ayer en una nota el presidente de France Télécom-Orange, Stéphane Richard, informó Efe. El beneficio de la teleco francesa se redujo 186 millones en el primer semestre, hasta 1.909 millones de euros.