En una futura adhesión

Cataluña rechaza aceptar condiciones políticas por acogerse al fondo de liquidez

Cataluña ha avisado este jueves de que "nunca aceptará ningún tipo de condicionante político" por una futura adhesión al fondo de liquidez autonómico, al que no se acogerán por el momento otras comunidades como Castilla y León, Andalucía, Canarias y Galicia, como han insistido sus gobiernos.

Las autonomías han seguido durante esta jornada posicionándose respecto a este mecanismo de liquidez creado por el Gobierno, dotado con 18.000 millones de euros, al que recurrirán Murcia, la Comunidad Valenciana y Cataluña, según han ido avanzado sus responsables políticos.

Después de la aprobación ayer en el parlamento catalán de una propuesta de pacto fiscal, el conseller de Economía de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, ha reconocido que es "consciente" de que cualquier transacción de crédito "implica condiciones económicas, no solamente de tipo de interés, sino también de auditoría y transmisión de información.

La Generalitat utilizará "todos los instrumentos disponibles de previsión de liquidez", ha afirmado el conseller, quien, no obstante, ha comentado que no se aceptarán condicionantes políticos por acudir a este fondo, que es un "un programa ICO más".

"No vamos a aceptar que sean los votos del Senado los que determinen quién gobierna en Cataluña", ha avisado el responsable económico catalán en relación a la posibilidad establecida en la Ley de Estabilidad Presupuestaria de que el Gobierno, con la aprobación por mayoría absoluta de la Cámara Alta, puede adoptar medidas obligatorias para autonomías intervenidas.

Precisamente en el Senado, durante el debate sobre el techo de gasto, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha pedido este jueves a determinadas comunidades que dejen de "engañar a los ciudadanos" buscando "responsables fuera y salidas falsas" a la crisis porque la "división dentro de España" es el "peor mensaje" que se puede enviar al mundo.

"He escuchado a dirigentes en el norte y el sur de España buscar fuera responsables" de las crisis de sus autonomías, ha dicho el titular de Hacienda, quien ha considerado que todos deben estar "a la altura de la responsabilidad, no para fintas políticas".

El ministro ha convocado para el próximo martes otra reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), en el que tratará con los consejeros autonómicos los objetivos de déficit de cada autonomía y la deuda para el próximo año.

Esta cita se producirá un día después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tenga una reunión con los barones autonómicos del PP para tratar la situación económica y otra con el presidente andaluz, José Antonio Griñán, quien le pedirá un reparto más "equitativo" de los objetivos de déficit.

La Junta de Andalucía "no tiene ni ha pedido ni ha solicitado ningún elemento de intervención", según ha explicado su vicepresidente, Diego Valderas, porque su nivel de endeudamiento (10 %) le permite un "espacio de tiempo" y de "solvencia".

A pesar de que en los próximos consejos de Gobierno previstos "no se tratará este tema", Valderas ha avisado de que hay que ir "con cuidado y prudencia" porque "la situación es muy complicada".

También ha descartado recurrir por el momento a este fondo Castilla y León porque "no tiene ninguna urgencia como parece que tienen otras".

El portavoz autonómico, José Antonio de Santiago-Juárez, ha explicado que "en el momento actual" esta comunidad no tiene que emitir deuda y que, cuando deba hacerlo, recurrirá a la entidad que ofrezca "mejores condiciones" financieras.

Canarias ha reiterado que tampoco se acogerá por ahora a esta ayuda, al no tener la urgencia extrema de otras autonomías, según ha manifestado el portavoz del Ejecutivo autonómico, Martín Marrero.

El Ejecutivo canario ha advertido de que se desconocen las condiciones importantes de este mecanismo como intereses o plazo y que, aunque no se puede determinar qué ocurrirá en el futuro, dependerá de las restricciones generales que impongan los mercados a la hora de la financiación.

En la misma línea se ha expresado el presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas, que ha declarado que no se acogerá por ahora porque no se encuentra en una situación de urgencia y goza de una "clara solvencia" que no exige de más medidas que las ya puestas en marcha.

Desde Galicia, su presidente, Alberto Núñez Feijóo, ha insistido en que la Xunta "corre riesgo cero de ser intervenida o rescatada" y que la comunidad no necesita "en este momento" acudir a ningún sistema de liquidez.

"Si las comunidades autónomas tuvieran todas el déficit de Galicia, hoy no habría prima de riesgo", ha declarado el jefe del Ejecutivo gallego.

El consejero de la Comunidad de Madrid, Percival Manglano, se ha referido asimismo a este mecanismo y ha dicho que la comunidad está "tomando las medidas necesarias" y se están cumpliendo "los objetivos que están marcados".