Exigencias de la comunidad internacional

Los partidos del Gobierno griego aprueban las nuevas medidas de ahorro

Los líderes de los tres partidos que forman la coalición de Gobierno de unidad nacional en Grecia han dado este jueves su visto bueno al más reciente paquete de medidas de ahorro y austeridad exigido por la comunidad internacional para seguir enviando dinero a Atenas.

El primer ministro griego, el conservador Andonis Samarás, se ha reunido este jueves con el líder socialdemócrata, Evangelos Venizelos, y con el líder de la izquierda moderada Dimar, Fotis Kuvelis, para analizar las medidas presentadas hoy ante la troika internacional, compuesta por el Banco Central Europeo (BCE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Europea (CE).

Tras la reunión, que duró dos horas, Kuvelis recordó ante la prensa que "la situación económica está extremadamente difícil, pero la sociedad no aguanta más recortes", quien aseguró que intentarán "recortes que respetan los valores de la justicia social".

Venizelos, líder del partido socialdemócrata Pasok, precisó en una rueda de prensa que Grecia debe "lograr los objetivos presupuestarios y reanudar el desarrollo (económico)" del país y que "solo en este caso las medidas de recortes no provocarán una recesión todavía más grave", dijo.

"La única vía para conseguir este doble objetivo es acordar una prórroga del período de aplicación de las reformas", agregó Venizelos en referencia a la petición griega a la troika de alargar los plazos de devolución de las ayudas.

Poco después de la reunión de los tres líderes de la coalición en el despacho del primer ministro, Samarás recibió al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

Según la prensa griega, responsable máximo de la Comisión tiene previsto insistir ante el jefe de Gobierno griego en la necesidad de una estricta aplicación de las reformas.

Pero a su vez, prometerá iniciativas de fomento para que Grecia pueda volver a la senda del crecimiento económico.

Tras la reunión de Samarás y Barroso está prevista una rueda de prensa conjunta.

El ministro griego de Finanzas, Yannis Sturnaras, presentó esta mañana a los representantes de la troika las líneas maestras del paquete de medidas con el que el país tendrá que ahorrar 11.600 millones de euros entre 2013 y 2014.

Según las emisoras griegas, el representante del FMI, Paul Thomsen, habría expresado su satisfacción por la marcha de las conversaciones.

El desembolso del próximo tramo de la ayuda para Grecia, de 31.000 millones de euros- depende del informe que elaborará la troika, lo que no se espera antes de finales de agosto tras una nueva visita a Atenas.