Defiende en el Senado el techo del gasto de los Presupuestos de 2013

Montoro admite que España está "en un momento de debilidad extrema"

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, admitió hoy que España se encuentra "en un momento de extrema debilidad", provocado por el endeudamiento externo, que "hace que seamos zarandeados por los mercados".

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su intervención en el pleno del Senado.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su intervención en el pleno del Senado.

El ministro Cristóbal Montoro ha dicho en el Senado que "el peor mensaje que podemos lanzar es la división dentro de España", al reconocer que el país se encuentra en un momento de "debilidad". Comparece ante los senadores con motivo de la defensa del objetivo de estabilidad y del techo de gasto de los Presupuestos de 2013,

El ministro ha dicho que "se trata de que el año 2013 sea el último año de la recesión económica" y defendió que "todos tenemos que estar comprometidos con la reducción del déficit público".

También ha criticado que la UE "no estuvo a la altura" en la fase "preventiva" de la crisis al haber permitido indisciplinas fiscales y no haber avisado del sobreendeudamiento en el que se estaban adentrando países como España.

Durante su intervención dijo que "la debilidad de España también corresponde a las instituciones europeas, que no advirtieron cuando se generaba su deuda externa". "Esta es la humildad que tenemos que tener todos", añadió.

Así, aseguró que "las reglas no siempre ha sido claras cuando se permitieron indisciplinas fiscales" y recalcó que en estos momentos, en los que los mercados están "zarandeando" a España, es necesario definir esas reglas.

Manteniendo el tono severo de sus críticas, Montoro demandó a la UE "más rapidez en la integración y más velocidad para definir el pacto fiscal y la integración bancaria", así como "más autenticidad" a las instituciones europeas, que se tienen que adecuar, a su juicio, a las actuales circunstancias. "No hay una unión monetaria si no hay un banco central como en EE.UU. No estamos pidiendo nada extraordinario, sino la normalidad", añadió.

Asimismo, advirtió a las comunidades autónomas que no es el momento de "buscar responsables" ni de "dividir", sino del "diálogo" y de dar una imagen de unidad a la UE. "Hagamos frente a la crisis fiscal y digámoslo a los ciudadanos y no busquemos ventanas para escapar", añadió.