La compañía retomará la remuneración al accionista en 2013, con pagos de 0,75 euros por título

Telefónica cancela el dividendo de 2012

El Consejo de Administración de Telefónica ha acordado hoy suprimir el dividendo de este año, lo que incluye tanto los pagos en efectivo como el script dividend previstos para noviembre de 2012 y mayo de 2013, respectivamente. La teleco retomará la remuneración al accionista con cargo a resultados el próximo ejercicio, si bien la limitará a 0,75 euros por título.

En un contexto económico y financiero tan extremadamente difícil como el actual, factores exógenos están provocando un entorno muy inestable, agravando posibles riesgos financieros. Dado que estos factores, sin precedentes, están fuera del control de Telefónica, es crucial que la Compañía tome medidas definitivas para mitigar contundentemente posibles riesgos.

En este sentido, el Consejo de Administración ha decidido en su sesión celebrada hoy, de acuerdo con un principio de gestión prudente y en el mejor interés de todos los stakeholders de Telefónica, cancelar, como una medida excepcional y puntual, el dividendo y la recompra de acciones correspondientes a 2012 (incluyendo los pagos en efectivo y el scrip dividend de noviembre de 2012 y mayo de 2013, respectivamente).

La multinacional de las telecomunicaciones ha remitido una nota a la Comisión Nacional del Mercado de Valores razonando que la medida se adopta "en el mejor interés de todos los stakeholders de Telefónica", y explica que retomará la remuneración al accionista en 2013, distribuyendo un dividendo de 0,75 euros por acción (con la intención de pagarlo en dos tramos: un primer pago en el cuarto trimestre de 2013 y un pago final en el segundo trimestre de 2014).

En su nota, la empresa sostiene que la supresión de dividendos este año busca fortalecer el balance reduciendo su deuda, desvincularse de los riesgos macroeconómicos españoles, neutralizar las malas condiciones de liquidez de los mercados de deuda, y permitir seguir invirtiendo para mejorar la rentabilidad.

Según un comunicado de prensa difundido esta tarde, Telefónica, que abonó en mayo un dividendo de 0,64 euros por acción, con un desembolso de 2.800 millones de euros, retomará con cargo a 2013 su política de remuneración al accionista con la entrega de 0,75 euros por acción, lo que a precios actuales supondría una rentabilidad superior al 8%.

La suspensión temporal del dividendo y el programa de recompra de acciones, junto con la política de desinversiones en activos no estratégicos y puesta en valor de su cartera de activos, permitirá reducir a menos de 2,35 veces OIBDA su deuda financiera total a finales de este año.