Las entidades de gestión estudian acciones

El Gobierno recorta un 95% el canon digital y lo deja en 5 millones de euros

El Gobierno español ha asestado un duro golpe a las entidades de gestión de derechos de autor. El Ejecutivo, que eliminó en diciembre el sistema del canon digital vigente hasta ese momento al determinar que la compensación por copia privada se haría a cargo de los Presupuestos del Estado, ha fijado una partida a tal fin de cinco millones de euros. Las entidades afectadas, que estudian acciones, tildan de "ridícula" la cuantía, pues en 2011 la ley fijaba los ingresos del canon en 115 millones.

Los peores augurios se han confirmado. Si el pasado mayo, las entidades de gestión de derechos de autor (SGAE, Aisge, AIE y Egeda) denunciaban que el Gobierno de Rajoy aún no les había pagado nada en compensación por la copia privada de sus obras correspondiente a 2012 y daban la voz de alarma de que la austeridad presupuestaria amenazaba al nuevo canon digital, ahora el Ejecutivo ha fijado una partida de "solo" cinco millones de euros para este asunto en los Presupuestos Generales del Estado para 2012.

"El presupuesto establecido es ridículo", explican a CincoDías fuentes internas de una de estas entidades, pues recuerda que en 2011, cuando el canon digital tenía carácter privado, estas organizaciones de gestión de derechos de autor debían recibir 115 millones de euros para compensar el daño causado por las copias privadas. Una cifra fijada por la propia Administración a partir de la Orden Ministerial 1743/2008.

Las citadas fuentes aseguran que las entidades de gestión están estudiando qué medidas tomar al respecto, incluso la de acudir a Bruselas, porque "¿cómo puede caer un 95,6% la cuantía a abonarnos de la noche a la mañana?", se preguntan. Las mismas organizaciones aseguran que desde el Ministerio no han recibido ningún "argumento convincente de por qué han establecido esta cifra irrisoria, pese a que se la hemos solicitado".

Una portavoz del ministerio que dirige José Ignacio Wert señaló ayer a este periódico que los cinco millones no es la partida definitiva. "Es lo que llamamos una cifra de enganche, para que pueda articularse un procedimiento de pago, que se está impulsando desde la Secretaria de Estado de Cultura, y en base a ello se establecerá una cuantía final". La misma portavoz aclaró igualmente que el Gobierno no tiene ninguna fecha determinada para fijar la partida definitiva. "Se está trabajando en ello y se espera tener una solución al tema en semanas", matizó.

Desde las entidades de gestión aseguran que este mismo argumento les fue dado a ellas "extraoficialmente" antes de que el Gobierno aprobara definitivamente los presupuestos para 2012, "pero nos resulta absolutamente increíble, porque no están cumpliendo nada. También se nos habló de que había sido un error, pero la cifra salió aprobada en el BOE. Ellos hacen y disponen", dicen.

Ciertamente, en el Boletín Oficial del Estado publicado el sábado 30 de junio se establece una partida de cinco millones para la compensación equitativa por copia privada. Y solo se añade que se hará "efectiva a los beneficiarios legales de la misma, a través de las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual, mediante el procedimiento de pago que reglamentariamente se establezca".

Las entidades de gestión insisten en que el Gobierno sigue sin cumplir la Directiva Europea, que exige compensar por la copia privada. "Estamos casi en agosto y aún no hemos cobrado nada de lo que tendríamos que repartir a los titulares de derechos", destacan.

Ajustes

Cómo arañar dinero del presupuesto

El férreo control de las cuentas públicas que se ha autoimpuesto el Gobierno hace difícil pensar que si se han presupuestado cinco millones para el canon digital en las cuentas de este año, vaya a subir esa cuantía "en semanas". La única posibilidad consistiría en detraer recursos de otras partidas con más disponibilidad porque se hayan presupuestado al alza o que siga existiendo la partida para "otros" en Cultura.

Una compensación "simbólica e indiscriminada"

Las entidades de gestión de derechos de autor califican de "compensación simbólica" la partida fijada por el Gobierno de Rajoy para el nuevo canon digital. Y aseguran que, como se temían, la cuantía ha sido fijada a criterio del Ministerio de Hacienda, cuando la cantidad a abonar debía establecerse en función de los derechos dañados, tal y como establece el real decreto-ley aprobado por el Ejecutivo en diciembre pasado.

"Creemos que el Gobierno al establecer una partida de cinco millones trata de evitar una intervención de Bruselas. Sabe que la Directiva europea exige compensar a los propietarios legítimos de los derechos de autor por la copia privada y al darnos ese dinero, aunque sea una cantidad irrisoria, con ello derivan la discusión al cuánto, pero no al fondo de la cuestión, que es el modelo actual que han establecido. Este, a diferencia del anterior que debían abonar las empresas tecnológicas, lo paga el Estado", critican desde las entidades de gestión, a quienes les parece "un despropósito" además "que lo hayan hecho en un momento de crisis económica con el actual".

Las entidades de gestión insisten en que el Gobierno ha establecido "un sistema mucho más indiscriminado que el anterior, porque ahora el canon no lo paga quien hace uso del derecho a la copia privada, sino que lo pagamos todos". Las fuentes citadas añaden que el Ejecutivo solo "ha beneficiado con el cambio a las empresas tecnológicas, que se han ahorrado pagar el canon pero no han bajado los precios". Estas entidades piden a Rajoy volver al sistema anterior y que el Gobierno arbitre un sistema similar al italiano y al que se apunta en Francia por el que las personas jurídicas puedan pedir el reembolso del canon a las tecnológicas.