De hacerlo, se uniría a la Comunidad Valenciana

Murcia anuncia que pedirá auxilio al Estado y horas después lo desmiente

El Gobierno murciano difunde un comunicado en el que niega que vaya a solicitar apoyo financiero al fondo de liquidez autonómico puesto en marcha por el Gobierno la pasada semana para auxiliar a las comunidades con problemas. Lo hace apenas unas horas después de que el diario La Opinión de Murcia haya publicado una entrevista con el presidente de la Región, Ramón Luis Valcárcel, en la que confirma su intención de pedir entre 200 y 300 millones.

Ramón Luis Valcárcel, presidente de la Región de Murcia
Ramón Luis Valcárcel, presidente de la Región de Murcia

Cruce de declaraciones. El Gobierno de Murcia ha negado "rotundamente" en un comunicado de prensa que vaya a pedir su adhesión al fondo de liquidez autonómico creado por el Ejecutivo central para ayudar a las autonomías a cumplir con los objetivos de déficit. Indica, asimismo, que la pregunta del periódico La Opinión de Murcia que ha ocasionado la controversia estaba formulada sobre los hispabonos, y no se refería a "un fondo de rescate". El presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel, respondía al respecto que confiaba en que en septiembre estuviese preparada la demanda de una ayuda de unos "200 o 300 millones de euros".

La nota del Gobierno de Murcia admite, no obstante, que la Comunidad ha manifestado en "reiteradas ocasiones" que está estudiando acudir al fondo de liquidez dispuesto por el Estado, aunque insiste en que "no hay una decisión al respeto", ya que dependerá de la evolución económica y del funcionamiento del Plan de Reequilibrio Económico Financiero de la Región, puesto en marcha el 1 de julio.

Con todo, la transcripción textual del contenido de la entrevista no parece dejar dudas:

"¿Tiene previsto su Gobierno solicitar ayuda al fondo que ha creado el Gobierno para ayudar a las comunidades autónomas?

Claro que sí, estamos deseando, esperemos que para septiembre esté disponible. Pero que nadie piense que nos van a regalar el dinero, las condiciones van a ser durísimas. Por dar una aproximación, se pedirían entre 200 y 300 millones. Pero no lo sé todavía."

Más mensajes de Valcárcel

En la entrevista concedida a La Opinión, Ramón Luis Valcárcel asegura, además, que "en la práctica", todas las comunidades autónomas están intervenidas, ya que, ha explicado, el Estado "obliga" a tomar decisiones que en circunstancias normales no se adoptarían. "Todas las comunidades autónomas podemos ser intervenidas, dado que si no cumples el déficit, el Estado te obliga a tomar medidas y eso es la intervención", ha afirmado.

"No van a llegar unos señores vestidos de negro con unos maletines, con gafas de sol, para echarnos de los despachos a pescozón limpio", incide el presidente murciano, quien preguntado sobre si dimitiría si se produjera la intervención, considera que entonces Zapatero y Rajoy "tendrían que haber dimitido varias veces". En este sentido, precisa que como Comunidad "perteneces a un Estado que te exige que tomes medidas y como país, perteneces a una unión de estados que también te obliga a aplicarlas por el bien general".

Frente a esta situación, manifiesta su respeto por las manifestaciones contra los recortes que se están sucediendo, pero piensa que "se podían haber hecho antes". En su opinión, "se manifiestan contra un Gobierno que toma decisiones y no lo hicieron contra otro Gobierno que negaba la crisis. Al final se ha instalado en la gente la idea de que la crisis la ha causado Rajoy". Pero matiza, al hilo, que lo que está claro es que la gente "está muy enfadada y está en todo su derecho", dado que "cuando trabajas más y cobras menos, te enfadas".

Cree que lo que está cabreando a la gente es el hecho de que el Gobierno "siempre dijo que no iba a tomar esas medidas y las ha tomado", pero sostiene que "a lo mejor teníamos que haber entendido que Zapatero no tomó algunas medidas, las que tomó tarde y mal, por exigencia de Bruselas y habérnoslo pensado dos veces antes de hacer la crítica fácil".

Precisamente sobre recortes habla de su salario, que lo lleva congelado "cinco años" y confiesa "haber sufrido varias reducciones, la última hace unos días". De ahí que resalta que ha perdido "mucho poder de adquisitivo". Aplicado a los entes públicos, ha subrayado que "no se hace en una semana, dado que liquidar una empresa pública lleva su tiempo", tras lo que recuerda que "se ha reducido más de lo que dijo Beteta".

Dudar sobre cómo rebajar el déficit

En clave económica, también menciona el déficit, que aunque Murcia lo tiene "alto", también es la cuarta comunidad autónoma "menos endeudada". No obstante, precisa que "si nos hubiéramos endeudado y tuviéramos déficit alto, sí que se nos podría acusar de despilfarro pero hasta el año pasado en la Región hemos hecho autovías, colegios y hospitales, ese es nuestro déficit".

Murcia parte con un déficit "alto", advierte el presidente murciano, tras cifrarlo en un 4,4% el pasado año, por lo que argumenta que "hay motivos para dudar sobre cómo vamos a rebajar del 4,4% al 1,5%".

Pese a esta situación, reitera que "se harán todos los esfuerzos posibles para cerrar al 1,5%". "Hacienda está analizando las medidas del Plan de Reequilibrio, que hay que aplicar al máximo posible, aunque hay cosas que escapan a nuestra decisión como la venta de edificios", dice.

Y es que, puntualiza, "si no hay gente interesada en comprarlos no podemos hacer nada, aunque no es el caso, porque hay bastantes instituciones interesadas en adquirir el patrimonio de la Comunidad que ponemos en venta". Pero, apunta, "en lo que no tengo que depender de nadie, digo aquí con toda la contundencia del mundo que vamos a cumplir con el objetivo del 1,5%", porque, alerta, si no "no tenemos futuro".

En materia de recesión económica, supone que en la UE son conscientes del sufrimiento al que se está sometiendo a España, pero recuerda que Alemania "lo pasó muy mal y aplicó duras medidas de austeridad y ahora dicen, oiga, si yo hice el esfuerzo y tuve manifestaciones en la calle, con el desgaste políticos y personal que supone, otros también pueden".

Lo que no puede ser, critica, "es que hayamos convertido la austeridad en la panacea", porque, explica, "hay que combinar las políticas de contención del déficit con las productivas y la política social debe estar por encima de las inversiones".

"Lo dice un presidente de comunidad autónoma que recibe críticas de los empresarios de la Región por reducir la inversión. Pero es lo que hay. No tenemos ingresos", reconoce.