La inmobiliaria dobla su beneficio en el semestre

Renta Corporación gana 6,5 millones

Renta Corporación registró en el primer semestre del año 6,5 millones de beneficio, el doble que en el mismo periodo del año anterior. Los ingresos de la compañía se han reducido desde los 141,9 millones de junio de 2011, cuando traspasó activos por 117 millones a la banca acreedora, a 46,8 millones.

Renta Corporación registró entre enero y junio un beneficio de 6,5 millones de euros, el doble que en el mismo periodo del año anterior. La compañía informó en el comunicado que envió ayer a la CNMV con motivo de la presentación de sus resultados semestrales que la deuda se ha situado en 157,7 millones, un 19,4% menos.

"Todas las líneas de coste de la compañía se han reducido", comentó a este diario David Vila, consejero delegado de la compañía, para explicar los beneficios logrados. "Además la menor carga financiera que soportamos ahora por la reducción de deuda y algunas nuevas operaciones nos han permitido tener beneficios", indicó. "Estamos recogiendo los frutos del acuerdo de refinanciacion del pasado año", añadió.

En junio de 2011 Renta Corporación acordó refinanciar su deuda, que ascendía a 312,7 millones, con 17 bancos, con un vencimiento a ocho años. Gracias a ese acuerdo la compañía redujo en junio de 2011 su deuda en 117 millones de euros, en ventas a entidades financieras que intercambiaron deuda por activos.

El acuerdo de refinanciación de Renta Corporación contempla que cada mes de mayo las entidades financieras puedan cancelar total o parcialmente su deuda a cambio de activos. Este semestre dos entidades han amortizado totalmente su posición de deuda, que se ha traducido en una reducción de 37 millones, explicó Vila.

En los primeros seis meses del año Renta Corporación ha ingresado 46,8 millones de euros, frente a los 141,9 millones del mismo periodo de 2011.

Preguntado sobre el impacto que prevé en el negocio de Renta Corporación las últimas medidas económicas anunciadas por el Gobierno, Vila comentó que es la falta de estabilidad en la normativa aplicada al sector lo que más penaliza su actividad. "Hemos tenido un marco regulatorio en los últimos años que no ha tenido más de seis meses de vigencia", dijo.